Público
Público

Arola cree que con la mitad de las ayudas al cine, la cocina se consolidaría

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cocinero Sergi Arola ha defendido hoy que, si se aplicaran "la mitad de las ayudas que tiene el cine" a pequeños restaurantes o a becas para jóvenes cocineros, la cocina española podría ser "muchísimo más rica" y estaría "muchísimo más consolidada".

Arola, que esta mañana ha participado en el encuentro "El aceite de oliva: un excelente alimento y mucho más" de la UIMP, ha lamentado que se dediquen "ingentes cantidades de dinero a proyectos que sólo sirven para darle barniz a la trayectoria de un político determinado" y no a la gastronomía española.

Ha afirmado que le preocupa que la cocina, "representando lo que representa para la imagen del país en sectores estratégicos tan importantes como el turismo" o a la venta de productos de calidad en el mundo, no disponga de "las ayudas que tienen otros ámbitos", que no tienen "ni mucho menos" la misma influencia cultural o en la "vida social".

El cocinero ha asegurado además que "desde el Siglo de Oro no ha existido un movimiento en España, desde España y hacia el resto del mundo, como el que se ha producido en la alta gastronomía".

Sergi Arola ha destacado que se trata de un fenómeno "histórico", sobre todo por su carácter "intergeneracional", cuya "locomotora singular" ha sido Ferrán Adrià, y detrás de la cual han compartido "generosidad, buen hacer y mucho sacrificio" cuatro generaciones de cocineros, "desde los Arzak hasta los Dani García".

A su juicio, este hecho, que ha llevado a "un momento antológico de la cocina española", "llama a la reflexión" a cerca de que, cuando las cosas se hacen "juntos", se hacen "mejor", y de que España "sólo puede subsistir como país serio y a tomar en cuenta" si se apuesta "decididamente por la calidad".

"No tiene sentido que esperemos que se vengan a hacer grandes industrias; las industrias españolas deben ser pequeñas, bien armadas y con mucho valor añadido", ha añadido.

Por otro lado, el cocinero se ha manifestado "partidario" de hablar de "cocina española", porque, según ha asegurado, "los localismos y los regionalismos no conducen a ningún lado".

Ha apuntado que, si bien en un primer momento las gastronomías locales, como la vasca y catalana, fueron impulsadas como un "vehículo de reafirmación cultural nacional", hoy en día y, "por primera vez en la historia de España", la cocina "se ha generalizado, de tal forma que hay grandes restaurantes" en todo el territorio, y se ha hecho garante de "la cultura con mayúsculas".

En cuanto a la implantación de los productos españoles de alta calidad en el mercado mundial, como el aceite de oliva, Arola ha considerado que existen "retos" que "no sólo atañen a la administración, sino a todos, porque forman parte del patrimonio de todos".

"Hay un hecho lamentable, y muy nuestro, y es que nos sabemos vender de pena", ha dicho Arola, que ha añadido que "eso afecta también a un producto como el aceite de oliva".

En cualquier caso, ha señalado que "no hay mejor impulsor para el mercado local, para los productores, y para cientos de las familias que viven alrededor del aceite y otros productos en España, que tener una alta gastronomía competitiva y con repercusión internacional".