Público
Público

El arquitecto Steven Holl gana al Premio Fundación BBVA de las Artes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El arquitecto estadounidense Steven Holl ha ganado hoy el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en la categoría de Artes, dotado con 400.000 euros, por "el equilibrio de su obra", que conjuga "un espíritu de vanguardia" con las necesidades sociales y del entorno, según ha destacado el jurado.

Steven Holl, de 61 años, es autor, entre otras obras, del Museo de Arte Nelson-Atkins, en Kansas, del complejo residencial en Makuhari (Japón, 1995) o del Museo de Arte Contemporáneo de Helsinki (1998), y actualmente construye el proyecto Linked Hybrid, un espacio de 220.000 metros cuadrados

El jurado de la primera edición del Premio Fronteras del Conocimiento en la modalidad de Artes ha estado presidido por el crítico de música clásica Reinhard Brembeck, y formado además por por los compositores Helmut Lachenmann y Luis de Pablo, y los arquitectos Antón García-Abril y Ramón Sanabria.

El director del departamento del Festival de Música de Donaueschingen, Armin Köhler; el crítico de arte Richard Whitehouse; y Wulf Weinmann, director del sello musical alemán NEOS, han integrado también el jurado de este premio, que se ha hecho público en la sede de la Fundación BBVA en Madrid.

Los Premios Fronteras del Conocimiento cuentan con ocho categorías, y por su dotación económica conjunta, 3,2 millones de euros anuales, y las múltiples disciplinas que abarcan, pueden considerarse "los más importantes del mundo tras los Nobel", según los organizadores.

"Sorprendido", "conmovido", "orgulloso" y "feliz", así dijo sentirse Holl al recibir la noticia del galardón y mediante una videoconferencia desde Estados Unidos con los medios de comunicación presentes en la sala del BBVA.

"Unir las distintas artes significa mucho para mí. Estos premios vinculan todas las artes, y yo entiendo la arquitectura como el arte que, por excelencia, fusiona al resto", apunta Holl, quien a la hora de tener que elegir entre la multitud de obras creadas por él en todo el mundo, se decanta por el Museo de Helsinki, del que el año pasado se cumplió su décimo aniversario.

Holl, aunque no tiene obra en España ni proyectos a corto plazo, está considerado "el más europeo de los arquitectos americanos" por el jurado, que destaca "la posición de vanguardia de su trabajo a lo largo de 30 años de práctica profesional dentro de unos cánones de gran coherencia y rigor".

Además de "la proyección internacional de su trabajo", el jurado reconoce un "lenguaje propio y una identidad reconocible", un lenguaje que "ha sabido salvaguardar el paso del tiempo lejos de contaminaciones formales o estilísticas".

De hecho, Holl considera indispensable que tanto sus obras más pequeñas como los grandes proyectos se integren en el ambiente, en el espacio.

"El edificio debe estar vinculado al entorno, por eso me gusta construir en distintos lugares del planeta", apunta. Y añade: "La arquitectura debe centrarse en el respeto al medioambiente, por eso trabajamos con ingenieros con un enfoque geotécnico para aspectos como la energía del edificio".

Holl entiende este aspecto como esencial para que los arquitectos- autores se enfrenten a la crisis. De ahí que considere que este planteamiento medioambiental es "mucho más importante que un enfoque económico de la obra".

Otro de los aspectos destacados por el jurado del Premio es la visión humanística de la obra de Holl, algo que él aplica tanto a las grandes obras como a las pequeñas.

Y pone como ejemplo el "Linkked Hybrid", una gran obra que realiza en Pekín, cerca de la Ciudad Prohibida: "Este proyecto -dice- está pensado como espacio público, como un regalo para los ciudadanos y creo que ese es el reto para el futuro de la profesión, abrir espacio para el disfrute de la gente".

"Los espacios públicos son un reto en un mundo como el de hoy en el que todo se va privatizando. Mientras que la ecología y el medio ambiente constituyen otro estímulo para la arquitectura, pues tendrán que tenerse en cuenta a la hora de construir, no se pueden obviar", concluye Holl.

Mercedes Cerviño