Público
Público

Arranca la campaña en Malasia para las elecciones del 8 de marzo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los partidos políticos de Malasia iniciaron hoy, formalmente, la campaña electoral para las elecciones que tendrán lugar el próximo 8 de marzo bajo el dominio de la coalición gobernante del primer ministro Abdullah Badawi.

La campaña arrancó con la presentación de las candidaturas a los 222 escaños del Parlamento, y a los 505 escaños correspondientes a las cámaras legislativas de doce estados de Malasia.

Badawi, jefe de la Organización Nacional para la Unidad Malasia (UNMO), principal fuerza política de la coalición denominada Frente Nacional, presentó, protegido por decenas de policías, su candidatura a uno de los escaños al Parlamento por el estado de Penang, al noroeste del país.

Durante el acto, Badawi instó a varios cientos de curiosos y seguidores a votar por su formación, y criticó a los partidos de la oposición por "su obsesión en intentar conseguir que la gente apoye al gobierno".

El Frente Nacional, que gobierna Malasia desde que en 1957 fue declarada la independencia y que está formado por 17 partidos, obtuvo en las elecciones celebradas en 2004 199 escaños del total de 219 que antes componían el Parlamento disuelto a mediados del pasado febrero.

A estas elecciones, la oposición integrada por el Partido Pan-islámico de Malasia (PAS), de corte fundamentalista, el Partido de Acción Democrática que dispone del apoyo de la minoría de origen chino, y el Partido Justicialista, acuden unidos por el acuerdo de no disputarse entre si los escaños, para no beneficiar al Frente Nacional.

Abdullah Badawi, en una entrevista publicada hoy por el diario local New Straits Times, advirtió a los candidatos de su coalición que aquel que falle en su intento de conseguir el escaño no tendrá sitio en su próximo gobierno.

"No he hecho promesas a ninguno sobre su reincorporación al gabinete o nombramiento para algún cargo", declaró el primer ministro.

Cerca de 10,9 millones de malasios de entre una población de 27 millones han sido convocados para votar en estas elecciones adelantadas por Abdullah cuando declina la popularidad de su Gobierno a causa de una nueva etapa de tensión racial y la subida de la inflación.

El mandato de Abdullah Badawi concluía en mayo del próximo año.

Un sondeo de opinión realizado a finales del año pasado por el Centro de Estudios Merdeka, indicó que la popularidad del primer ministro había descendido hasta el 61 por ciento, desde el 91 por ciento que tenía a finales de 2004.

Los analistas creen que la coalición de Badawi ganará los próximos comicios sin sobresaltos, aunque no descartan que pierda algún apoyo en las zonas del norte del país en las que el opositor Partido Pan-islámico de Malasia (PAS) tiene una fuerte implantación.

El pasado noviembre varios miles de malasios de la comunidad india se manifestaran en las calles de Kuala Lumpur, para denunciar la discriminación racial.