Público
Público

Arrecia la guerra de precios en los supermercados

Los productos de alimentación se abaratan un 3% respecto al trimestre anterior, según el último Observatorio de Comercio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La guerra de precios en el sector de la distribución se recrudeció en el segundo trimestre del año. Los productos de alimentación se abarataron, de media, más de un 3% respecto al periodo enero-marzo en todos los formatos de establecimientos que analiza el Observatorio de Precios de Alimentación y Droguería en el Comercio Minorista, cuya tercera oleada presentó ayer la secretaria de Estado de Comercio, Silvia Iranzo.

Por primera vez, el estudio ofrece datos comparables respecto al trimestre anterior, cuando se cambió la metodología. Su principal conclusión, según dijo ayer Ignacio Cruz Roche, presidente de Mercasa (la empresa pública que elabora el estudio), es que 'ha habido un esfuerzo muy fuerte para reducir considerablemente los precios' por parte de las cadenas, pese a que sus márgenes de beneficio son'reducidos'.

Cruz Roche admitió que la causa de la bajada, que ya anticipaban los últimos datos del IPC (el grupo de alimentación bajó un 1,8% en junio), es la crisis, que ha convertido el factor precio en una de las principales variables que impulsan la decisión de compra delconsumidor.

El informe, que analiza 187 productos de 4.200 establecimientos en 56 ciudades españolas, refleja bajadas de precios en una cesta de la compra estándar (sin productos de marca blanca) en todas las localidades. Llenar la nevera con esos artículos es más costoso en Girona, Bilbao y Pamplona, que son un 15% más caras que Ávila, la ciudad más barata.

Ese diferencial, no obstante, se ha reducido respecto a hace tres meses, cuando la distancia entre las ciudades más caras (entonces, Las Palmas de Gran Canaria y San Sebastián) y la más barata (también Ávila) alcanzaba el 18%.

En el caso de los productos de marca blanca (más baratos), la horquilla entre ciudades es mayor, del 24%. Este segmento del mercado ya supone un 34% del total y podría llegar a alcanzar el 50%, según un estudio del Instituto de Empresa presentado ayer.

Por tipos de establecimientos, los precios son uniformes, aunque los supermercados medianos son los más baratos porque en ellos los productos frescos son más accesibles que en el resto. Respecto al trimestre anterior, todos los formatos han bajado sus precios de forma muy similar, entre un 3% y un 4%.

No obstante, el hipermercado fue el canal más económico para la compra de alimentos envasados, frutas, hortalizas y pescado, mientras que los pequeños supermercados fueron los que ofrecieron la carne más barata.

Por enseñas, si se atiende sólo a las que tienen mayor implantación, la que ofrece una compra estándar más accesible es Mercadona y la más cara, El Corte Inglés, cuyos precios son un 21% más elevados que los del grupo valenciano.

La cadena que más se esforzó por abaratar sus productos en el último trimestre fue Eroski Center, la enseña de supermercados urbanos del grupo vasco, que redujo sus precios un 6,6%. A continuación figuran Sabeco (que bajó sus precios un 4,7%), Alcampo y Supersol (un 5,4%) y Mercadona (un 4%). En el lado contrario estuvieron El Árbol (que sólo redujo sus precios un 1,3%), Maxi-Dia (2,2%), Supercor (2,3%) e Hipercor (2,9%).

A las cadenas les disgusta el observatorio, que se puso en marcha en diciembre pasado para cumplir una promesa electoral del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, después de los espectaculares encarecimientos que registraron en 2007 productos como el pan, la leche y los huevos, derivados del rally alcista del precio del petróleo.

El observatorio, según la patronal de la distribución, Anged, no tiene 'rigor metodológico', perjudica 'injustificadamente' a las empresas y 'confunde al consumidor'.