Público
Público

Arriaga dice que dirigir ha sido el momento más feliz de su vida profesional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El mexicano Guillermo Arriaga, ha asegurado hoy que su debut como director de cine con la película "The burning planing" ha sido "el momento más feliz" de su vida profesional.

Arriaga hizo esta declaración durante una rueda de prensa en la que apareció flanqueado por la actriz Charlize Theron, protagonista del film y que hoy ha sustituido a George Clooney y Brad Pitt como principal atracción en el festival de cine de Venecia.

"Dirigir ha sido el momento más feliz de mi vida profesional", comentó tras preguntársele por esa experiencia después de romper laboralmente con su compatriota, amigo y también director Alejandro González Iñárritu.

Arriaga, que fue el guionista de la trilogía "Amores perros", "21 gramos" y "Babel", dirigidas todas por Iñárritu, dedicó un correcto elogio a su antiguo compañero, que el año pasado le acusó de haber reclamado para sí la autoría de esas películas y de no haber hecho equipo.

"Alejandro es un gran director y creo que lo ha demostrado. Creo que hemos hecho tres cosas maravillosas y estamos orgullosos de ellas", dijo Arriaga.

Después destacó que "como director" de "The burning plain" había "estado muy protegido tras la cámara" teniendo a actrices como Theron que le ayudaron en su trabajo.

"Tengo que decir que disfruté todos y cada uno de los momentos del rodaje y nos divertimos mucho haciendo la película", añadió el guionista, escritor y ahora director.

Después señaló que estaba "contento y orgulloso de haber trabajado con toda esta gente" y tuvo un recuerdo para todos los que participaron en el rodaje: desde los contables, a los conductores y las secretarias.

Arriaga, que prefirió contestar en inglés a la única pregunta que se le formuló en castellano, explicó que la idea de la película rondaba su cabeza "desde hace quince años", aunque fue hace sólo tres cuando se puso a escribirla.

"The burning plan", donde también aparece Kim Basinger, aunque la actriz no estuvo en Venecia, narra cuatro historias en diferentes momentos de la vida de los personajes, en lo que el propio Arriaga describió como una "deconstrucción del tiempo".

Rodada en las planicies de Oregón, Arriaga aseguró que el clima y el paisaje estuvieron muy presentes en el rodaje de la película porque ha descubierto que ambos determinan mucho el carácter de las personas.

Por su parte, Theron dijo que interpretaba personajes de mujeres con defectos porque "es como somos".