Público
Público

Arsénico podría matar a millones en Bangladesh: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Julie Steenhuysen

Decenas de millones de personas enBangladesh han sido expuestas a niveles tóxicos de arsénico albeber desde napas de agua subterráneas contaminadas, lo que lospone en riesgo de muerte, dijeron investigadores de EstadosUnidos.

Ellos dijeron que más del 20 por ciento de las muertes enun estudio de 10 años realizado a 12.000 bangladesíes fueronprovocadas por la exposición a agua de beber contaminada.

"Decenas de millones de personas allí tienen un alto riesgode morir anticipadamente. Algo se debe hacer con urgencia parareducir la exposición al arsénico para que esta poblaciónencuentre fuentes de agua para beber seguras", dijo el médicoHabibul Ahsan del Centro Médico de la University of Chicago,cuyo estudio aparece en la revista Lancet.

El arsénico provoca cáncer y es tóxico para el hígado, lapiel, los riñones y el sistema cardiovascular.

Ahsan dijo que en la región india de Bengala Occidental, enArgentina, Chile y partes de México y de los estadosestadounidenses de Nevada, Nuevo México y Nueva Hampshireexisten lugares en los que la gente bebe desde pozos de aguacontaminados con arsénico.

El equipo de Ahsan estima que hasta 77 millones depersonas, o la mitad de la población de Bangladesh, ha sidoexpuesta a niveles tóxicos del venenoso elemento desde que seinstalaron pozos con bombas manuales para extraer agua parabeber desde napas subterráneas en la década de 1970 en el paísdel sudeste de Asia.

La Organización Mundial de la Salud dijo en un comunicadoque la exposición es "el mayor envenenamiento masivo de unapoblación en la historia".

El estudio es el primero que mide la relación entre elconsumo individual de arsénico y el aumento del riesgo demuerte, pero el problema no es exclusivo de Bangladesh, dijoAhsan en una entrevista telefónica.

El equipo estudió Bangladesh porque gran parte de lapoblación de la nación -un 90 por ciento- usa agua de napassubterráneas como su fuente primaria de agua fresca, afirmó.

"Hay otros países en el mundo donde el arsénico en el aguapara beber también es un problema de salud pública. Quizás noen la misma escala que en Bangladesh", dijo Ahsan.

ESTUDIO EN EXPANSION

Para el estudio, el equipo de Ahsan midió los niveles dearsénico en el agua para beber y en la orina de unas 12.000personas en Bangladesh desde el 2000 al 2002. Equipos demédicos también realizaron evaluaciones de salud cada dosaños.

Después de seis años, ellos compararon las tasas deexposición al arsénico con las tasas de muerte en el estudio.

Ellos descubrieron que en el 25 por ciento de personas conla mayor exposición al arsénico, el riesgo de morir duranteesos seis años aumentó casi en un 70 por ciento en comparacióna las personas con niveles bajos de arsénico.

La gente que bebió niveles moderados de arsénico tenía másposibilidades de morir debido a una enfermedad crónica queaquellos que tomaron una cantidad dentro de las recomendacionesde la Organización Mundial de la Salud de 10 microgramos porlitro.

El equipo está ampliando el estudio de Bangladesh a 20.000personas para buscar los efectos en la salud de menores dosisde arsénico, como aquellas halladas en las napas de aguasubterráneas de algunas regiones de Estados Unidos, Argentina,México y otros países.

"Sabemos que los niveles muy altos de arsénico son dañinos,pero simplemente no sabemos cuál es la dosis más pequeña quesea segura e inocua", dijo Ahsan.

El dijo que gran parte del agua de napas subterráneas deBangladesh está contaminada con arsénico, pero que retirar elquímico del agua no es fácil, especialmente para un paíspobre.

"Es necesario que el Gobierno y la comunidad internacionalenfrenten ese desafío", afirmó en un comunicado.