Público
Público

El arte de los invisibles quiere hacerse visible

Los artistas con discapacidad intentan normalizar su profesión dentro de la sociedad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más allá de ser meros espectadores, las personas con discapacidad intentan hacer del arte una disciplina accesible. Luchan con el mismo coraje o tesón que emplean 'los otros', pero para ellos, los 'invisibles', todavía las barreras están más altas. La creación es su herramienta; la reivindicación,su bandera.

Las compañías de arte integrado, formadas con el doble objetivo de la creación artística y la integración, intentan hacerse un hueco en el panorama nacional. La profesionalización, en muchos casos utópica, pasa por ser una de las soluciones a la viabilidad de estos proyectos. Algunas de estas compañías se han dado cita este fin de semana en Sevilla en torno al festival de arte y discapacidad Escenamobile para mostrar sus últimos trabajos.

'Lo más positivo de esta forma de arte es el hecho de hacer visible algo que habitualmente es invisible', explica Antonio Álamo, escritor, muy vinculado durante toda su carrera a artistas con discapacidad intelectual, y director del festival. Para él, el término discapacidad 'no tiene sentido en las capacidades artísticas'.

Psico Ballet, de Maite León, fue una de las primeras compañías en este campo que comenzó a trabajar la danza integrada a principios de los años ochenta. Está formada por personas con discapacidad física, psíquica o sensorial, junto con otros profesionales de la escena, que forman un conjunto integrado. En definición de su fundadora, Maite Leónya fallecida, 'el contraste de cuerpos esbeltos y bellos se entremezcla con las imperfecciones de cuerpos dañados, creando una estética nueva'. Su hija, Gabriela, es ahora quien dirige este gran elenco de artistas que recibe clases dos veces a la semana, y ensaya otras dos jornadas para ofrecer espectáculos de calidadsobre las tablas.

La compañía gaditana Flick Flock, fundada en 1995, es otro de los referentes nacionales en danza-teatro. Ellos hacen de las estereotipias, los temblores y los tics, propios de la sintomatología médica, recursos expresivos. Junto a la creatividad, también prestan especial atención a la formación, aspecto fundamental del éxito de la compañía.

La danza es uno de los recursos artísticos más empleados en el arte integrado, 'tal vez porque es más sencillo y muy visual', asevera Gabriela Martín León, pero existen otros ejemplos. En el plano musical, la compañía italiana de Simona Atzori destaca con un proyecto en el que tiene cabida el hip hop, el baile clásico, el funk o el jazz. Otros músicos destacados son el africano Sidiki Conde o La niña de los cupones.

Pero no todo es de color de rosa. También hay muchas espinas en el camino. Tomi Ojeda, fundadora de la compañía El Tinglao, y otra de las grandes defensoras de esta forma de expresión artística, alaba el trabajo diario de los artistas, pero es muy crítica con la falta de apoyos. 'En general el arte no está muy apoyado, siempre está a la cola. Y nosotros, estamos al final de esa cola', explicacontrariada.