Público
Público

Arte con karma

El IVAM acoge la primera monografía de arte indio moderno en España, que será el país invitado en ARCO en 2009

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Para los que se rigen por los estereotipos: los museos ya no son una sucesión cronológica de cuadros y en la India no sólo se hace té. El IVAM (Instituto Valenciano de Arte Moderno) alberga la primera exposición monográfica en España de arte indio moderno, donde se dan lugar videoarte, fotografía documental y artística, escultura, cuadros, acuarelas y hasta persianas metálicas pintadas, que nos ofrecen una visión alejada de los tópicos de un país que comienza a sonar con fuerza en los circuitos artísticos internacionales.

El Ministerio de Cultura, Casa Asia y el IVAM se han coordinado para acercar dos mundos, el español y el indio, que tradicionalmente han tenido poco contacto. De ahí la inteligente opción del comisario de esta muestra, Juan Guardiola: “La idea era hacer una exposición con arte del siglo XIX y XX, pero si me limitaba a traer cuadros modernos, la gente no iba a comprender de dónde venían ni cómo habían llegado los artistas indios a trabajar esas temáticas”.

Para evitar la descontextualización, Guardiola ha creado un interesantísimo itinerario que se compone de cuatro zonas referentes a escuelas artísticas o momentos históricos. A todas ellas antecede el preludio El eclipse del Raj. Las bellas artes en la India colonial, que a través de mapas, fotografías documentales, objetos, vídeos o cuadros acerca la orografía, historia, tradición icónica y modos de vida del país.

Lo curioso es que encontramos juntas representaciones antiguas y revisiones contemporáneas de un mismo tema. Por ejemplo: los retratos documentales de ricos herederos y marajás de finales del siglo XIX, al lado de la fotografía artística de Nikhil Chopra, que recrea con sorna esta misma temática en pleno 2005.

La exposición no está estrictamente organizada atendiendo al tiempo, sino que los referentes históricos y las nuevas interpretaciones de un mismo tema comparten pared. Como ocurre, por ejemplo, en la zona llamada Karma Cola, que presenta la fascinación de algunos artistas occidentales en pleno apogeo del movimiento hippie y la psicodelia por la espiritualidad india.

Allí nos encontramos con una preciosa imagen del siglo XVIII que representa al Yantra. A su lado, cuadros de 2003, de 1978 o de los sesenta, tanto de artistas indios como de europeos y norteamericanos que adoptaron estas temáticas para tratarlas a través de la estética occidental del momento, además de audiovisuales, portadas de discos, libros y cuadros. Y es que la modernidad no es sólo una cuestión de Occidente: cada rincón del planeta aporta su granito para hacer que el arte evoluciones.

La exposición, compuesta por 500 piezas, sirve como presentación de la India como país invitado en próxima edición de la feria de arte ARCO, que arrancará en febrero de 2009. Un indicio más de que estamos ante el despegue artístico de este país asiático.