Público
Público

Artefacto para médula espinal ayuda a ratones con Parkinson

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Julie Steenhuysen

Un estimulador de la médula espinalayudó a roedores con la enfermedad del Parkinson a moverse másfácilmente, ofreciendo esperanzas sobre una forma menosinvasiva para tratar la enfermedad en humanos, dijeron eljueves investigadores estadounidenses.

"Vemos un dramático cambio casi inmediato en la capacidaddel animal para funcionar cuando el aparato estimula la médulaespinal", dijo el doctor Miguel Nicolelis de Duke University enCarolina del Norte, cuyo estudio aparece en la revistaScience.

Si funciona en humanos, dijo Nicolelis, el artefacto podríaser usado para tratar la enfermedad en su primer momento,llegando a muchos más pacientes que los actuales estimuladores,que son implantados en las profundidades del cerebro, y sólopueden beneficiar a alrededor de un tercio de pacientes deParkinson.

Podría ser más fácil y seguro instalar un estimulador en lamédula espinal que en el cerebro, sostuvo Nicolelis. Ambostipos de artefactos usan pulsos de electricidad para controlarlos temblores y la rigidez causados por el Parkinson, queafecta a aproximadamente 1,5 millones de estadounidenses.

El Parkinson progresivamente mata las células cerebralesque producen dopamina, un químico que transporta mensajesasociados al movimiento. Medicamentos de reemplazo de dopaminapueden retrasar los síntomas por un tiempo, pero no hay un buentratamiento o una cura.

"Esta técnica es mucho más fácil y puede ser aplicada enconjunto con una mucho menor dosis de medicamentos", dijo Nicolelis en una entrevista telefónica. "Trata la enfermedaddel Parkinson de una forma muy diferente", agregó.

En la gente saludable, las neuronas se activan a diferentesvelocidades mientras la información es enviada entre el cerebroy el cuerpo para iniciar el movimiento. Nicolelis dijo que elproblema en la enfermedad del Parkinson es que las neuronas seconfunden y comienzan a disparar todas al mismo tiempo.

"Creas este patrón de latidos que evita que las neuronasproduzcan de hecho comandos motrices que los animales opacientes necesitan para comportarse normalmente", señaló. "Loque hicimos fue encontrar una forma de alterar eso", agregó.

La nueva técnica involucra implantar dos sondas de metaldel ancho de un papel en un pequeño corte en la médula para quetoque el exterior de la médula espinal.

Luego, corriente pasa por el área para enviar un pulsoeléctrico, estimulando nervios periféricos que mandaninformación entre el cerebro y el cuerpo.