Público
Público

Artur Mas: "Mi saludo a Rajoy fue por educación y para no crear tensión añadida"

El president de la Generalitat se justifica así, pero niega que se debiera a cuestiones protocolarias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El president de la Generalitat, Artur Mas, ha justificado su frío saludo al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por una cuestión de educación y para no crear 'tensión añadida' en las relaciones entre Catalunya y el Gobierno central. Así se ha pronunciado en respuesta a una pregunta del líder del PSC, Pere Navarro, en la sesión de control al Govern en el Parlament después del tenso momento vivido en el I Foro Económico del Mediterráneo occidental, celebrado en el Palacio de Pedralbes de Barcelona.

Según Mas, su actitud responde a la voluntad de ser 'educado', teniendo en cuenta que el acto ha sido coorganizado por la Generalitat y se celebra en un edificio que gestiona la institución catalana. Así, ha explicado que ha saludado a todos los presentes, también a Rajoy, pese a que ha criticado el veto a su intervención. 'No hay problemas protocolarios. Hay imposiciones protocolarias que generan problemas. Hay uno que impone determinadas condiciones, y el otro intenta defender y proteger el prestigio de la institución', ha sostenido el president de la Generalitat, alegando que ambos Gobiernos no están al mismo nivel.

A su juicio, los socialistas lo tendrían que saber porque también les ocurrió cuando Pasqual Maragall y José Montilla fueron presidentes de la Generalitat.

En este marco de tensión, Navarro ha pedido a Mas que convoque la Comisión Bilateral Estado-Generalitat para establecer puentes de diálogo, y le ha pedido que puedan acudir todos los grupos para defender 'con más fuerza' los intereses de Catalunya ante el Gobierno. 'Tendremos más soluciones, más que las relacionadas con las de protocolo. Convoque la comisión, haga lista de los problemas a solucionar e intente liderar el proceso de diálogo con el Gobierno' ha exigido el líder del PSC.

Sin embargo, Mas ha remarcado que tendría sentido convocarla si hubiera expectativas de soluciones, 'pero no resolvería nada y se acabaría haciendo una fotografía'. Aunque Mas ha agradecido el ofrecimiento de ayuda de Navarro, ha asegurado que le hubiera gustado tener su apoyo tras la negativa del Gobierno a que pudiera dar la bienvenida en el acto del Palacio de Pedralbes.