Público
Público

Artur Mas será investido presidente de la Generalitat dentro de unos 30 días

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ganador de las elecciones catalanas de ayer y líder de CiU, Artur Mas, será investido presidente de la Generalitat en aproximadamente unos 30 días, ya que este es el plazo en el que deberá formarse el Parlament y se deberá elegir al nuevo jefe del ejecutivo.

Según se informa en un comunicado del Parlament, la normativa establece que en un máximo de 20 días desde la jornada electoral de ayer debe celebrarse el primer pleno del Parlament, en el que los diputados eligen al presidente de la Cámara.

El nuevo presidente del Parlament debe convocar un nuevo pleno en menos de diez días en el que propone al candidato que, a su juicio, tiene más posibilidades de obtener una mayoría parlamentaria suficiente para ser investido presidente de la Generalitat.

Es por ello que el presidente de la Cámara ha de reunirse previamente con todos los líderes de los grupos parlamentarios, que tras estas elecciones han alcanzado la cifra récord de siete, para sopesar qué opciones tiene cada uno de ellos de alcanzar los votos necesarios para ser elegido jefe del Ejecutivo.

Una vez elegido al candidato, que en este caso será Artur Mas, éste debe conseguir que más de la mitad de los diputados -es decir, 68 de los 135 escaños- voten a favor de su investidura.

En caso de que Mas no obtenga 68 o más votos a favor -un hecho plausible al tener CiU sólo 62 representantes-, la Cámara se somete a una segunda votación en la que el candidato a presidente de la Generalitat necesita una mayoría simple, esto es, más votos a favor que en contra, aunque los votos favorables no superen la mitad del total.

Si el candidato a presidente no consigue ser elegido en ninguna de estas dos votaciones, se comenzarán a tramitar sucesivas propuestas con el mismo procedimiento.

Si en dos meses nadie ha podido obtener los apoyos necesarios para ser investido, el presidente de la Generalitat en funciones, José Montilla, deberá convocar unas nuevas elecciones, que se celebrarán en un periodo de 40 a 60 días.

Este supuesto, sin embargo, no se ha dado nunca desde el restablecimiento de la Cámara en 1980.