Publicado: 09.08.2012 22:33 |Actualizado: 09.08.2012 22:33

Arturo Fernández, condenado por modificar las condiciones de sus trabajadores injustificadamente

El grupo Cantoblanco, propiedad del presidente de la patronal madrileña, ha sido obligado por el juez a restablecer las anteriores condiciones de trabajo a sus empleados y pagarles una indemnización

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Arturo Fernández, presidente de la patronal de Madrid, rebajó injustificadamente el sueldo a los empleados del grupo Cantoblanco que trabajaban en los bares y cafeterías de complejo ferial de IFEMA, según ha desvelado esta tarde la Cadena Ser. El fallo del juzgado de los social número 33 de Madrid responde a una demanda presentada por Comisiones Obreras el pasado mes de mayo y que afecta tanto a los contratados fijos y a los fijos discontinuos, que ahora tendrán que ser indemnizados por la empresa.

El grupo Cantoblanco se encargó de las contratas de IFEMA en enero de 2011. En junio de ese mismo año, Fernández, tras no haber podido poner en marcha un ERE, decidió modificar las condiciones de sus empleados haciéndoles trabajar a los fijos dos meses menos y a los que hacían diez meses pasarles a nueve. Para justificar este cambio, el empresario presentó las cuentas de 2008, es decir, de dos años antes de obtener la explotación de IFEMA, en las que aparecían unas pérdidas de 186.000 euros.

Ahora, la sentencia del juez dictamina que la empresa no cumplió con los requisitos formales obligatorios ni acreditó la causa para llevar a cabo el cambio de las condiciones laborales. Por ello, el juez anula la medida y condena a la empresa a indemnizar a sus trabajadores.