Público
Público

La asamblea de Cajasol aprueba su integración en Banca Cívica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La asamblea extraordinaria de Cajasol ha aprobado hoy, con un 90 por ciento de los votos, su integración en Banca Cívica, entidad formada hasta ahora por Caja Navarra, Caja Canarias y Caja Burgos.

En su reunión en la sede central de Cajasol en Sevilla, la asamblea ha aprobado la integración en Banca Cívica con 139 votos a favor y 23 en contra.

Tras la asamblea, el presidente de Cajasol, Antonio Pulido, ha dicho que es un "día histórico" para la entidad y que la caja andaluza aportará "liderazgo, dimensión y solvencia" a Banca Cívica, que será la sexta caja de España por volumen de activos (78.000 millones).

Pulido ha destacado que Banca Cívica se convierte en "un grupo importante" y líder en el proceso de constitución del Sistema Institucional de Protección (SIP), por lo que Cajasol "se incorpora al grupo que ahora mismo está más avanzado en el ámbito de la reestructuración del sistema financiero".

"Vamos a liderar un proceso de integración importante", ha dicho Pulido, que será presidente ejecutivo del consejo de administración y de la junta de accionistas del grupo, que va a tener su sede social en Sevilla, lo que se va a traducir en "más capacidad financiera y de inversión" para Andalucía.

Según Pulido, la integración de Cajasol en Banca Cívica "sirve para aplicar economías de escala" y tener sinergias que les hagan ser "más competitivos y eficientes", así como para "tener mayor acceso a los mercados de capitales a partir de diferentes fórmulas que se irán estudiando", además de aportar "garantía de futuro".

Según el presidente de Cajasol, la caja andaluza "tiene hoy su recompensa a su actitud abierta, proactiva y flexible" a la hora de "buscar alianzas" con otras entidades, algo que ha agradecido a los órganos de gobierno de la caja por "saber negociar" y poner a ésta "en una situación de privilegio".

Pulido ha insistido en que estamos en un "proceso de tránsito" en el que el Grupo Banca Cívica está "abierto a cualquier proceso de integración en el futuro" si esa opción es la mejor para el sistema financiero, para el propio grupo y para los territorios en los que está implantado.

En cuanto al mantenimiento de la obra social de Cajasol, Pulido ha explicado que se irán "incorporando paulatinamente al modelo de Banca Cívica", un modelo que considera "el más cercano a las cajas de ahorros, porque se basa en dos elementos fundamentales: participación y transparencia".

Pulido ha destacado también que "no hay solapamientos" entre los miembros del grupo, lo que ha permitido que "de los mil trabajadores que van a planes de reestructuración, 540 sean de Cajasol", una cifra que se sitúa "muy por debajo de las contempladas en cualquier otro escenario" y demuestra que la caja andaluza, según su presidente, buscaba "el menor impacto social y laboral".

Por su parte los sindicatos han mostrado su satisfacción ante el acuerdo laboral que se firmó el pasado 23 de septiembre, que consideran "imprescindible" para abordar la integración en Banca Cívica y "garantista", dos elementos "muy significativos", según ha asegurado a Efe Isabel Lara, secretaria general de la sección sindical de Comfia-CCOO en Cajasol.

Según Lara, el acuerdo "garantiza un proceso de reestructuración ordenado y voluntario" que será comunicado con carácter previo a la representación laboral, y además "las condiciones laborales de los trabajadores que pasan a Banca Cívica se mantienen", con lo que ese acuerdo "configura lo básico" que se habían marcado desde CCOO.

Por otra parte, Pulido ha situado en una caída de entre el 35 y el 37 por ciento los resultados previstos por la entidad para 2010, una cifra con la que no está "descontento" porque se sitúa en la media del sector y que "desde el punto de vista operacional" es mejor que en 2009, puesto que son resultados "ordinarios" ya que no ha habido operaciones que aportaran otras plusvalías.