Público
Público

La Asamblea General de la ONU debatirá mañana el polémico informe Goldstone

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Asamblea General de la ONU debatirá mañana el polémico informe Goldstone, en el que se acusa a Israel y a la milicia radical Hamás de haber cometido crímenes de guerra en el conflicto de Gaza de principios de este año.

Los países árabes han presentado a la Asamblea un proyecto de resolución en el que se pide al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que eleve el informe al Consejo de Seguridad, el mayor órgano de Naciones Unida en materia de paz y seguridad.

Además, el documento insta a Israel y "al bando palestino" a que pongan en marcha en un plazo inferior a tres meses investigaciones "independientes y creíbles" de las violaciones de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario denunciadas por el comité que encabezaba el jurista sudafricano Richard Goldstone.

Se espera que el grupo árabe consiga la mayoría necesaria entre los 192 miembros de la Asamblea General para aprobar el informe, ya que cuenta con el respaldo del Movimiento de los No Alineados, que engloba a 118 países.

Por su parte, Estados Unidos ya ha expresado su oposición a la propuesta árabe, mientras que los países de la Unión Europea (UE) todavía están negociando una posición común.

Los representantes de la UE son en principio favorables a la adopción del documento, pero quieren asegurarse de que su tono y contenido sea el adecuado, dijeron a Efe fuentes diplomáticas europeas.

Al mismo tiempo, hay una fuerte oposición entre los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad (Rusia, China, EE.UU., Francia y Reino Unido) a que el informe se incluya en la agenda del máximo órgano, resaltaron algunas de esas mismas fuentes.

El presidente de turno del Consejo, el embajador austríaco Thomas Mayr-Harting, indicó hoy que ninguno de los 15 miembros del órgano ha expresado, por el momento, interés en debatir el documento.

Por su parte, Ban indicó la semana pasada que decidirá qué "acciones emprender" sobre el informe Goldstone una vez la Asamblea General se pronuncie sobre el documento.

El portavoz de la Asamblea General, Jean Victor Nkodo, advirtió que la votación del proyecto de resolución podría posponerse hasta el jueves si los más de 30 países que tenían previsto tomar la palabra se alargaban en sus intervenciones.

"Todo dependerá de los oradores y de cuánto tiempo intervengan", apuntó en una conferencia de prensa.

El informe Goldstone analiza los 23 días de la ofensiva "Plomo Fundido", entre diciembre y enero pasados, que causó la muerte de unos 1.400 palestinos, en su mayoría civiles y más de una quinta parte de ellos menores, según recuentos hospitalarios locales y de ONG israelíes, palestinas e internacionales.

Los cuatro miembros del comité de la ONU que analizó el conflicto de Gaza aseguraron en su informe que los militares israelíes utilizaron "la fuerza de manera desproporcionada" contra civiles palestinos, con el bombardeo de almacenes de alimentos, zonas residenciales, fábricas y equipo de potabilización de agua.

Asimismo, consideraron que los lanzamientos de cohetes desde Gaza por parte del movimiento radical islamista Hamás a poblaciones en el sur de Israel constituyen "crímenes de guerra y podrían llegar a ser crímenes contra la humanidad" por su naturaleza indiscriminada.

Por ello, recomendaron al Consejo de Seguridad a que inste a los dos bandos a investigar la actuación de sus fuerzas durante el conflicto, bajo la amenaza de trasladar el caso a la Corte Penal Internacional (CPI).

El contenido del informe recibió el pasado 16 de octubre el espaldarazo del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el órgano con sede en Ginebra que lo había encargado.