Público
Público

La Asamblea General de la ONU suma su voz al clamor por un alto el fuego en Gaza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Asamblea General de la ONU sumó hoy su voz al clamor internacional a favor de la declaración de un alto el fuego inmediato en Gaza que ponga fin a veinte días de violencia que han costado la vida a más de un millar de personas.

Los 192 países que conforman el órgano legislativo de la ONU iniciaron una reunión de urgencia de dos días para discutir la grave situación en el territorio palestino y respaldar la orden dada por el Consejo de Seguridad el pasado 8 de enero de que cesen las hostilidades.

"Nosotros, las Naciones Unidas, debemos sumarnos a las personas que en todo el mundo han hecho sentir sus voces y han emprendido acciones para poner fin a la muerte y la destrucción", dijo el presidente de la Asamblea General, el nicaragüense Miguel D'Escoto.

El ex canciller sandinista decidió el pasado martes convocar la reunión, a petición del Movimiento de los Países No Alineados, por el incumplimiento de la resolución 1.860 en la que el Consejo de Seguridad exigió un alto el fuego inmediato.

Fuentes diplomáticas señalaron a Efe que hay varios proyectos de resolución en circulación entre los miembros de la Asamblea en los que, en líneas generales, se hace un llamamiento a un cese inmediato de las hostilidades.

Algunos países han solicitado a la oficina de D'Escoto que se encargue de redactar un texto de consenso con la intención de que sea adoptado el viernes a la conclusión del debate, agregaron las mismas fuentes.

El inicio formal de la reunión de hoy tuvo que retrasarse unos minutos ante las protestas de la delegación israelí, que puso en duda la autoridad de la Asamblea para tratar un conflicto que está todavía sobre la mesa del Consejo de Seguridad.

"Me gustaría que Israel fuera tan meticuloso a la hora de cumplir las resoluciones adoptadas en los últimos 40 años", respondió D'Escoto, quien tiene unas relaciones tirantes con la embajadora israelí, Gabriela Shalev.

A raíz de un incidente el pasado diciembre con la diplomática hebrea, el Comité Judío Americano (AJC) exigió al ex ministro de Nicaragua y sacerdote católico que dejara de atacar a Israel o abandonara la presidencia de la Asamblea.

En su intervención, D'Escoto aseguró que la meta de la reunión debe ser incrementar la presión a las partes para que dejen de ignorar la resolución, pese a que la consideró insuficientemente firme e inequívoca en la demanda de un alto el fuego.

También la criticó porque no insta a un levantamiento completo del bloqueo al que Israel somete a la Franja de Gaza desde junio de 2007, cuando el movimiento islamista Hamás tomó por la fuerza el control del territorio palestino.

En ese contexto, acusó al Cuarteto para Oriente Medio (ONU, Rusia, EE.UU. y la Unión Europea) de haber respaldado el asedio israelí de Gaza, pese a constituir un castigo colectivo contrario a las leyes internacionales.

Por ello, se preguntó si la ONU "no debería replantearse su papel en el Cuarteto y preguntarse cómo es que las Naciones Unidas puede, a sabiendas y casi deliberadamente, violar los principios fundamentales del derecho internacional".

El representante de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) ante la ONU, Ryad Mansur, aseguró en su intervención que "el firme apoyo y la respuesta humanitaria y moral de la comunidad internacional" aumenta su convencimiento de que "esta crisis terminará pronto y que la justicia triunfará".

"Se deben llevar a cabo todos los esfuerzos posibles para asegurarse de que Israel cumpla con sus obligaciones como potencia ocupante y como Estado miembro de la ONU", solicitó.

Advirtió que los países árabes están dispuestos a acudir de nuevo al Consejo de Seguridad para que bajo el capítulo VII de la Carta de la ONU, que autoriza el uso de la fuerza, se obligue al Gobierno israelí a acatar la resolución 1.860.

Por su parte, el embajador de Cuba ante la ONU, Abelardo Moreno, en nombre de los 118 países que conforman el Movimiento de los No Alineados, condenó "la agresión llevada a cabo por Israel contra la población civil palestina en la asediada Gaza".

En particular, citó los ataques sufridos por la ONU en Gaza, una de cuyas sedes volvió hoy a ser blanco del fuego israelí.

"La brutal agresión militar israelí constituye una grave infracción del derecho internacional, incluido el derecho humanitario y los derechos humanos, y causa un sufrimiento inmenso a la población palestina", agregó.