Público
Público

La asamblea de IU de Madrid inaugura una era de consenso

Si no hay sorpresas en el cierre del cónclave hoy, el aparato del Partido Comunista en la región, liderado por Juan Ramón Sanz, no presentará una segunda lista, que sería en todo caso muy minoritaria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cambio de ciclo en IU, hacia la cohesión interna, se forjó en el congreso federal, en noviembre. Y ahora se ha probado con mayor éxito en el segundo territorio de IU, en Madrid (11.000 afiliados). Ayer, en la primera jornada de la VIII Asamblea Regional, de la que saldrá hoy investido el diputado autonómico Gregorio Gordo como nuevo líder, se ratificó esa voluntad de consenso.

Por primera vez en la historia de IU-Comunidad de Madrid (IU-CM), se presentará una lista, integrada por todos los sectores, al Consejo Político Regional, el máximo órgano de dirección entre asambleas. A menos que el acuerdo se desbarate hoy, no habrá una segunda candidatura, promovida por el aparato del Partido Comunista de Madrid (PCM) y liderada por Juan Ramón Sanz. No tenía los avales suficientes, el 10%. Así, se integrarán en una lista la mayoría de IU-CM –que dirige Ángel Pérez y a la que pertenece Gordo–, el ala aperturista de Inés Sabanés y las tres familias del PCM.

Las diferencias sí se marcaron en el informe de gestión que presentó la mayoría, que contó con el rechazo de los otros dos sectores por no juzgarlo muy “autocrítico”.

Sí hubo pacto en la política, “en la firme voluntad de echar a Aguirre de Madrid” y de que IU “se encuentre con la calle en la lucha contra la crisis”, apuntó Tania Sánchez (sector de Sabanés). También en la “renovación brutal de caras y en la necesidad de la paz interna”, citó Miguel Ángel Muñoz (PCM). El resumen lo dibujó Miguel Reneses, de la mayoría: “De aquí salimos todos más fuertes, más útiles, más unidos”.