Público
Público

La Asamblea de la ONU vuelve a condenar el embargo contra Cuba

Este es el decimoctavo año consecutivo que se aprueba la resolución presentada por el Gobierno de La Habana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Asamblea General de la ONU ha aprobado por aplastante mayoría una resolución que de nuevo pide el levantamiento del embargo económico y comercial que desde hace más de medio siglo EEUU decretó contra Cuba.

El documento logró un apoyo casi unánime de los 192 países que integran la ONU, ya que a favor votaron 187 países, en contra tres (EEUU e Israel, entre ellos) y hubo dos abstenciones.

El ministro de Relaciones Exteriores cubano, Bruno Rodríguez, subrayó ante la Asamblea que la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca 'no ha producido cambio alguno' en el embargo que Washington impone al país caribeño.

Este el decimoctavo año consecutivo que el Gobierno de La Habana presenta a la ONU un proyecto de resolución para pedir el fin de las sanciones estadounidenses contra la isla.

Rodríguez insistió que el bloqueo comercial contra su país es 'una política absurda que provoca carencias y sufrimientos', además de calificarlo de 'violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos humanos', ya que, en la Convención de Ginebra de 1948, 'aparece tipificado como un acto de genocidio. Es éticamente inacepable'.

El canciller señaló que el embargo impide que compañías de material médico y sanitario estadounidense puedan vender a su país instrumentos como catéteres para cirugías, medicamentos para tratar la leucemia o equipos para analizar diferentes tipos de cánceres.

'Ninguna persona seria puede sostener que Cuba es una amenaza a la seguridad nacional de la única superpotencia', dijo Rodríguez, y Obama 'tiene la oportunidad histórica de liderar el cambio de política hacia Cuba y la eliminación del bloqueo'.

Asimismo recordó la intervención del presidente estadounidense ante la Asamblea en septiembre pasado, en la que subrayó que el derecho internacional no es una promesa vacía y que 'ninguna nación puede tratar de dominar otra nación'.