Público
Público

Asciende a 43 la cifra de muertos y 65 la de heridos en atentado de Kandahar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al menos 43 personas han perdido la vida y 65 han resultado heridas en el atentado con coche bomba que ayer sacudió la ciudad de Kandahar, en el sur de Afganistán, informó hoy el Ministerio afgano de Interior.

En un comunicado, el Ministerio aseguró que un vehículo cargado con explosivos estalló a las 19.10 hora local de ayer (14.40 GMT) cerca de un hotel en el distrito número dos de Kandahar, capital de la provincia homónima.

Según la versión gubernamental, el establecimiento hotelero y 12 viviendas quedaron totalmente destruidas como consecuencia de "la explosión terrorista".

El Ministerio agregó que las víctimas mortales son "ciudadanos afganos inocentes" y precisó que los heridos fueron trasladados por efectivos policiales a un centro hospitalario para recibir cuidados médicos.

Además, condenó "enérgicamente" el ataque, que calificó de "anti-islámico", y añadió que las autoridades han abierto una investigación para esclarecer lo sucedido.

El jefe de la Policía para la región sur de Afganistán, Ghulam Ali Wahdat, explicó previamente a Efe que el ataque tuvo lugar cerca de varios edificios gubernamentales y de una compañía japonesa de construcción de carreteras, que contrataba mayormente a ingenieros paquistaníes.

Según Wahdat, las primeras pesquisas de la investigación indican que el ataque pudo ser perpetrado con un camión cargado de explosivos.

El jefe del Consejo provincial de Kandahar, Ahmed Wali Karzai, hermano del presidente afgano, Hamid Karzai, informó pocas horas después del atentado de que el ataque había consistido en una serie de explosiones simultáneas registradas en el barrio kandaharí de Shahr-i-Naw, según la agencia PAN.

Tras el atentado, el área fue acordonada por soldados del Ejército afgano y tropas canadienses de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) presentes en Kandahar, una de las ciudades más importantes de Afganistán y antigua "capital" del régimen talibán.

La provincia afgana de Kandahar y la vecina Helmand son los principales feudos de la insurgencia talibán, que ha intensificado en las últimas semanas su campaña violenta con el objetivo de desestabilizar los comicios celebrados la semana pasada en el país.