Público
Público

Asesinada tras rehusar la orden de protección

Con ella, ya son siete las muertas por violencia machista en 2009

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El pasado 1 de octubre, M. C. J. supo que un juzgado le había concedido una orden de alejamiento e incomunicación respecto a su ex com-pañero sentimental. Era la respuesta a la denuncia que había presentado meses atrás por malos tratos, pero cinco días más tarde, la mujer pidió en dependencias judiciales la suspensión de esta medida de protección. El 6 de febrero de este año, la orden de alejamiento quedó sin efecto después de que tanto el juez como el fiscal estuvieran de acuerdo en ello. El pasado domingo, M. C. J. murió a manos de su pareja.

La séptima mujer fallecida en 2009 por la violencia machista tenía 26 años y fue su ex marido quien se entregó a los Mossos dEsquadra tras supuestamente matarla a cuchilladas en Altafulla (Tarragona). Los expertos en la lucha contra la violencia de género insisten en la necesidad de que las víctimas no minusvaloren el riesgo que corren, porque en lo que va de año ya son dos mujeres asesinadas tras pedir que retiren sus órdenes de protección.

El pasado año, de 75 mujeres fallecidas, 14 habían tenido medidas de protección que se revelaron insuficientes. En dos casos, los asesinatos llegaron cuando la orden de alejamiento ya no estaba en vigor. En otros dos, hubo un quebrantamiento de las medidas con el consentimiento de la víctima.

Sin antecedentes

Tras la muerte de M. C. J., la consellera de Justícia, Montserrat Tura, afirmó que Saturnino F. H., de 39 años, autor del asesinato de la joven de Altafulla, no tenía antecedentes penitenciarios relacionados con violencia machista. 'La primera evidencia, tristemente, ha sido encontrar el cuerpo de la víctima en el maletero del coche', explicó.

Los vecinos de la fallecida, que tenía un hijo de 5 años con su agresor, se concentraron ayer para manifestar su apoyo a la familia de la fallecida, al tiempo que el Ayuntamiento anunciaba tres días de luto oficial.