Público
Público

Asesinan a un narco colombiano en el 12 de Octubre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un narcotraficante considerado uno de los más famosos de Colombia, Leónidas Vargas Vargas, fue asesinado a tiros mientras permanecía ingresado en el madrileño hospital 12 de Octubre, informó el jueves un portavoz de la Policía Nacional.

Vargas, de 59 años, tuvo nexos con el extinto jefe del Cartel de Medellín, Pablo Escobar, con su lugarteniente Gonzalo Rodríguez Gacha, y con las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), según la policía colombiana.

El hospital comunicó a la Policía a las 19.50 horas que el paciente ingresado en la habitación 543 había recibido cuatro impactos de bala y había fallecido. Según su registro, se trataba de Leónidas V. V., informó el portavoz, quien agregó que se barajaba un ajuste de cuentas como móvil del crimen.

Vargas, que tuvo nexos con el extinto jefe del Cartel de Medellín, Pablo Escobar, fue detenido hace dos años en la puerta de un hotel de Madrid con un pasaporte venezolano falso.

El narcotraficante colombiano ingresó en prisión provisional a la espera de juicio, en relación con un decomiso de 500 kilos de cocaína, pero se aplazó y estaba en libertad debido a una grave enfermedad, agregó el portavoz.

Vargas fue capturado en enero de 1993 en la ciudad colombiana de Cartagena y descrito por la policía de ese país como un influyente narcotraficante.

"Mantuvo negocios con las FARC, a quienes les cancelaba con dinero, radios de comunicación o armas la protección de laboratorios de cocaína, pistas clandestinas y cultivos de coca", reveló el parte criminal del narcotraficante entregado por la Policía de Colombia.

"Utilizó la fachada de ganadero y comerciante para justificar su ilícito, comprando grandes extensiones de tierra en el departamento de Caquetá", precisó el documento.

Autoridades colombianas lo acusaron de ser el dueño de gigantescos laboratorios para producir cocaína en las selvas del sur de Colombia. En 1995 fue condenado a 26 años de prisión por narcotráfico y enriquecimiento ilícito, pero recuperó la libertad en 2001.

Dos años después, el Estado colombiano le expropió bienes valorados en 29,3 millones de dólares.

Pese a que mantuvo negocios de narcotráfico con las FARC, le secuestraron y le liberó después de pagar un millonario rescate. El mismo grupo secuestró y asesinó posteriormente a una de sus hijas, revelaron las autoridades colombianas.