Público
Público

El asesinato de una activista busca enlodar al pueblo chechén e ingush, según el presidente Kadírov

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Chechenia, Ramzán Kadírov, afirmó que el secuestro y asesinato la víspera de la activista de derechos humanos y periodista Natalia Estemírova tiene como objetivo enlodar al pueblo chechén e ingush a los ojos de Rusia y la comunidad mundial, informó hoy la agencia Interfax.

"Aquellos que organizaron y llevaron a cabo este terrible crimen son para nuestro pueblo una amenaza incluso mayor que la de los terroristas y wahabíes, que derraman la sangre de miles de personas inocentes", declaró Kadírov a la prensa.

Según el presidente chechén, "Estemírova se dedicaba a defender los derechos humanos, por lo que no podía tener enemigos entre la gente sensata".

"Aquellos que le quitaron la vida no tienen derecho a ser considerados personas, no son dignos de clemencia y deben ser castigados como los criminales más despiadados", subrayó.

Agregó que "algunas fuerzas no quieren asumir que en Chechenia acabaron las acciones bélicas y se restableció la paz y el orden" y "una y otra vez planean las acciones más ofensivas e inhumanas para agravar la situación e intentan mantener a las autoridades y a la sociedad en una constante tensión".

Precisamente este objetivo era el de los que organizaron el asesinato de la periodista Anna Politkóvskaya, afirmó.

Kadírov dijo haber ordenado a los órganos de seguridad hacer todo lo posible e imposible por esclarecer el crimen y detener a los culpables.

Aseguró que asumirá personalmente el control de la investigación, al tiempo que subrayó que "tal y como lo contempla la tradición y la mentalidad del pueblo chechén, los criminales serán buscados también con otros métodos, populares, que algunas veces tiene grandes resultados".

Estemírova fue secuestrada la víspera junto a su domicilio en la capital chechena, Grozni, y su cuerpo fue hallado horas después con disparos en la cabeza y en el pecho cerca de la autopista "Kavkaz" en la República Ingush.

La organización de derechos humanos Memorial, la única que opera en Chechenia y para la que trabajaba la asesinada desde el año 2000, informó de que, según testigos, Estemírova fue secuestrada en la mañana de ayer por unos desconocidos que huyeron del lugar en un automóvil.

Estemírova, de 50 años, se dedicó desde el comienzo de la primera guerra chechena a documentar los secuestros, ejecuciones sumarias, torturas y otros abusos contra civiles, investigaciones que utilizan organizaciones internacionales.

La activista era asesora del Defensor del Pueblo chechén y miembro de la comisión de control social de las instituciones penitenciarias.

Además, trabajó codo con codo con Politkósvkaya, muy crítica con el actual presidente chechén y la política del Kremlin en el Cáucaso, asesinada el 7 de octubre de 2006.

El Comité Nacional Antiterrorista de Rusia puso fin el pasado mes de abril al régimen de operación antiterrorista vigente desde hace diez años en Chechenia, escenario de uno de los conflictos separatistas más sangrientos del cambio de siglo.