Público
Público

El asesino de 16 personas en un colegio alemán se suicidó

El agresor, de 17 años, entró armado en un colegio de la localidad de Winnenden, y disparó indiscriminadamente contra alumnos y profesores. El número de víctimas se eleva a 16 tras fallecer uno de los heridos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El joven de 17 años que esta mañana asesinó a 16 personas a tiros en un colegio de la localidad alemana de Winnenden se suicidó y no fue abatido por la Policía, como se informó en un primer momento. Según las policía del estado federado de Baden-Würtenberg, un policía hirió al agresor, tras lo cual el joven se quitó la vida de un disparo en la cabeza

La pequeña localidad alemana vivió esta mañana una auténtica pesadilla después de que el chico de 17 años, llamado Tim Kretschmer, entrara en un colegio de enseñanza secundaria y disparara sin control contra los alumnos. 

Como resultado de ese ataque, nueve estudiantes y tres profesores murieron en un primer momento. Ya son 16 los muertos al fallecer uno de los estudiantes que había resultado herido Mientras huía, el joven, que iba vestido con ropa paramilitar negra, también mató a un vecino. A las 13.00 horas la Policía localizó y abatió al asesino en un centro comercial de la localidad de Wendlingen, a 40 kilómetros del lugar de la masacre. Durante la operación murieron otras dos personas y dos policías resultaron gravemente heridos.

Sobre las 9.45 horas de este mañana, el joven, vestido con ropa negra paramilitar, entró en el colegio Albertville de Winnenden, una localidad de 27.000 habitantes cercana a Stuttgart y abrió fuego indiscriminadamente contra sus compañeros.

Aunque las agencias de noticias reportaban una primera cifra de dos muertos, las palabras del Ministerio de Interior hacían pensar que el suceso era peor de lo esperado. 'Hay que ser realistas y tememos que los muertos se cuenten con dos cifras', dijo a los periodistas una portavoz del Gobierno.

Tras la masacre, el asesino se dio a la fuga y las fuerzas de Seguridad montaron un dispositivo por toda la ciudad ante las informaciones de que el chico estuviera en el centro de la localidad. Varios helicópteros y coches de policía emprendieron la búsqueda mientras el colegio, con 1.000 alumnos, era evacuado. Durante la fuga, el asaltante mató a una persona en las inmediaciones del centro.

Cerca del mediodía, la Policía localizó al joven en un centro comercial de una localidad vecina. Tras un tiroteo en el que murieron dos viandantes, los agentes consiguieron herirlo y posteriormente se suicidó. Dos policías están heridos de gravedad.

Un testigo del suceso describió a la agencia Reuters la situación: 'No para de llegar Policía. Le están buscando por toda la ciudad' Roberto Seifert, que trabaja en unas oficinas cercanas al colegio, afirmó que 'no hemos visto nunca nada así'.

Según el diario Bild, el joven habría cogido el arma de la armería que tienen sus padres. El arma utilizada por Kretschmer era una de las 18 que poseía legalmente su padre que, al parecer, no estaba encerrada bajo llave. La cantidad de munición que llevaba Kretschmer, cerca de 100 proyectiles, hace pensar que su plan era causar un baño de sangre aún mayor y que sólo la rápida intervención de las autoridades evitó algo peor.

También la reacción de una profesora, que cerró oportunamente su clase, pudo haber evitado un aumento en el número de víctimas.

La canciller Angela Merkel expresó su 'más profunda conmoción' y sus condolencias a los familiares de las víctimas, lo mismo que el presidente federal, Horst Köhler, y el primer ministro de Baden Württemberg, Günther Oettinger.

Este suceso trajo a la memoria otra matanza similar, en 2002 y también en suelo alemán, en una escuela de Erfurt (este del país), en que otro ex alumno irrumpió armado hasta los dientes en un colegio y mató 16 personas, para suicidarse finalmente en una de las aulas.

La masacre en la escuela alemana tiene, asimismo, otros dos dramáticos y recientes precedentes en colegios europeos, concretamente en Finlandia.

Septiembre de 2008. También pasa en Finlandia
Un estudiante de cocina de 22 años, Matti Juhani Saari, irrumpe en la escuela de Formación Profesional de Kauhajoki y abate a tiros a nueve estudiantes y un profesor, antes de quitarse la vida.Abril de 2007. El peor tiroteo en EEUU. El estudiante Cho Seung-hui fue el autor de la peor matanza estudiantil en la historia reciente de los EEUU. Disparó a 32 personas en el campus de la Universidad Técnica de Virgina, antes de pegarse un tiro él mismo.

Abril de 2002. La matanza de Erfurt
Un estudiante que había sido expulsado de una escuela en Erfurt (Alemania) se venga asesinando a tiros a 14 profesores, dos estudiantes y un policía. Este tiroteo acabó también con el suicidio de su autor.

Abril de 1999. El instituto Columbine
Eric Harris, de 18 años, y su amigo Dylan Klebold, de 17, ejecutan un plan meticulosamente estudiado para acabar con la vida de sus compañeros del Instituto Columbine en Littleton, Denver (EEUU). Mataron a 12 adolescentes y a un profesor, antes de suicidarse.

Marzo de 1996. Dunblane (Escocia)
Thomas Hamilton, de 43 años y sospechoso de pederastia, abre fuego en el gimnasio de un colegio. Perdieron la vida 16 niños de entre cinco y seis años.