Público
Público

El asesino confeso de Nagore pide perdón a la sociedad

Su defensa ofrece datos nuevos sobre la hora del crimen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

José Diego Yllanes citó ayer, por primera vez, a Nagore Laffage por su nombre. Fue en la sesión final del juicio en el que el fiscal pide que se le condene a 17 años de prisión por asesinar, en julio de 2008 en Pamplona, a la joven de 20 años. En el último turno de palabra, que el acusado tiene derecho a ejercer ante Jurado Popular, Diego Yllanes nombró dos veces a su víctima, algo que evitó en su declaración como acusado.

'Pido perdón a Nagore, a su familia, a la mía y a la sociedad. He fallado como persona y como médico. Me pongo en sus manos y a los pies de la familia de Nagore', manifestó este psiquiatra de 27 años de edad.

Los miembros del Jurado se retirarán hoy para deliberar el objeto del veredicto y se prevé que antes del fin de semana se conozca el fallo. Tras la versión de la defensa del acusado, que finalmente se conoció ayer, el Jurado Popular tiene ante sí dos versiones diferentes de las circunstancias del crimen.

La exposición del abogado de Yllanes se centró en crear dudas sobre momentos claves. Comenzó señalando que la hora de la grabación de una entidad bancaria que recoge a Nagore y al acusado caminando por la calle hacia casa del psiquiatra es errónea.

Su abogado también aludió a la declaración de la única testigo protegida, que manifestó ante el Jurado que cuando los vio marcharse, eran las 7.56 de la mañana.

Según el letrado, ambos llegaron a la casa del psiquiatra pasadas las 9.30 de la mañana. De ese modo, se reduciría en dos horas el tiempo que el fiscal sostiene que transcurrió entre la negativa de Nagore a mantener relaciones sexuales, y su muerte.

El abogado de Yllanes sostiene que la muerte de la joven ya se había producido cuando el 112 recibió la llamada telefónica desde el móvil del acusado. En su exposición, aseguró que fue él, y no Nagore, quien pronunció las palabras 'muerta' y 'matar'. Algo que no se ha podido comprobar porque no se ha realizado la prueba fonográfica que determina de quién es la voz.

Para la defensa del acusado, la muerte de Nagore se debió a un 'malentendido', ya que la chica pensó que Diego Yllanes iba a violarla. '¿Qué gana José Diego matando a Nagore? Nada, lo pierde todo. Pierde el trabajo, los amigos, todo. No obtiene ningún beneficio', expuso la defensa del psiquiatra. E insistió en que el crimen lo 'llevará en su conciencia toda la vida'.

La argumentación de la defensa, que solicita siete años de prisión por un delito de homicidio con atenuantes, se centró en las circunstancias modificativas de la responsabilidad penal. Entre ellas, incluyó la ingesta de alcohol. Por el contrario, el Ministerio Público y las seis partes personadas en la acusación han concluido que se trató de un asesinato con alevosía, por el que solicitan de 17 a 20 años de prisión.

Precisamente, en la sesión anterior, el fiscal rebajó su petición de pena de 20 años a 17 años y 6 meses de prisión, al estimar la atenuante de 'reparación del daño' que ha efectuado el acusado a la familia Laffage, al compensarles con 126.853 euros.