Publicado: 26.02.2014 13:35 |Actualizado: 26.02.2014 13:35

Los asesores fiscales creen "poca cosa" los anuncios tributarios de Rajoy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Registro de Economistas Asesores Fiscales (Reaf-Regaf) cree que las medidas tributarias avanzadas el martes por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante el Debate del estado de la Nación, son sólo un "guiño", pero avisan de que la necesidad de cumplir con los objetivos de déficit desaconsejan rebajas "significativas" de impuestos de cara a la próxima reforma fiscal.

"Las previsiones dicen que España no va a cumplir el objetivo de déficit en los próximos años. Además, apuntan que el crecimiento va a ser débil. Tenemos pues un círculo vicioso difícil de romper. Ante esta realidad macroeconómica es muy difícil plantearse rebajas de impuestos significativas", aseguró Valentín Pich, el presidente del Consejo General de Colegios de Economistas, en el que se integra el Reaf-Regaf, durante la presetación del informe sobre fiscalidad autonómica y foral 2014.

Así, aunque los asesores fiscales creen que las medidas avanzadas por Rajoy no son grandes novedades tributarias, avisan de que de cara a la próxima rebaja fiscal, el Gobierno no puede caer en demasiadas "alegrías".

Respecto a la tarifa plana de 100 euros en las cotizaciones por contingencias comunes para las empresas que contraten a trabajadores con carácter indefinido, Pich se mostró más explícito: "La decisión es el reconocimiento de que tenemos que avanzar en el asunto de las cotizaciones sociales, como dijo la CEOE. España tiene una elevada tasa de paro, pero también tiene unas de las cotizaciones más altas de Europa", explicó Pich sobre la necesidad expresada por la CEOE de rebajar cuotas sociales a las empresas. Si bien, al igual que la elevación del mínimo exento de tributación en el IRPF hasta los 12.000 euros, Pich tildó la medida de simple "guiño".

El secretario técnico del Reaf-Regaf, Luis del Amo, añadió que estos anuncios "son poca cosa" y celebró que sea así, por cuanto, en su opinión, el Gobierno debería dar tiempo al grupo de expertos encargados de realizar una primera propuesta de reforma fiscal antes de poner sobre la mesa las primeras medidas. Además, señaló que los cambios fiscales anunciados "se pueden hacer porque, en la práctica, no tendrán un coste recaudatorio elevado".

En el caso del nuevo mínimo exento —hasta 12.000 euros—, Del Amo no ve gran calado en la medida y sobre la previsión de que más de 12 millones de españoles vean rebajado su IRPF en 2015, ha señalado que previsiblemente afectará a las rentas más bajas, que no se encuentran dentro del grueso de los contriuyentes que más aportan al fisco.

En este punto, Del Amo recordó que entre el 60% y el 70% de la recaudación se concentra en las rentas de entre 16.000 y 80.000 euros, y en este sentido ha señalado que "hay que tener cuidado con que no caiga la recaudación en estos tramos porque España tiene compromisos de déficit que cumplir".