Público
Público

Ashtiní fue conducida a su casa para filmar un documental, según Presstv

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Shakineh Mohamadi Ashtianí, la iraní acusada de adulterio y complicidad en el asesinato de su marido, fue sacada de la prisión y llevada a su casa unas horas para filmar la reconstrucción del crimen para un programa especial que hoy emitirá la cadena estatal Presstv.

Según indicó ayer el Comité Internacional en contra de la Lapidación, Shakineh había sido liberada, pero la información que difunde la página web de la cadena estatal iraní parece deshacer el malentendido.

"La mujer acusada de asesinato y de adulterio ha acompañado a un equipo de la televisión a su casa para relatar los detalles del asesinato de su marido en el escenario del crimen", cuenta el encabezamiento de la noticia

"Al contrario de lo publicado ampliamente por los medios de prensa internacionales sobre la liberación de Shakineh, (lo cierto) es que un equipo de producción en colaboración con Presstv llegó a un acuerdo con la Justicia para ir con ella y recrear la escena del crimen", añade en el segundo párrafo.

La cadena señala que la historia completa será emitida hoy viernes a las 20.35 GMT dentro del programa "Iran Today" y que entre los testimonios que se recogen están los de sus hijo, Sajad Ghaderzadeh, y el abogado de ésta, Javid Houtan Kian, que se hallan igualmente encarcelados.

Las esperanzas sobre la liberación de Ashtianí, de 43 años, se dispararon el jueves después de que el Comité Internacional contra de la Lapidación anunciara que tenía informaciones procedentes de Irán a este respecto.

Pese a lo inopinado y extraño de la noticia, las esperanzas crecieron después que Presstv difundiera una serie de fotografías en las que se podía ver a la mujer, de etnia azerí, posando en su casa el pasado lunes 6 de diciembre.

Sin embargo, un avance del documental pasado anoche por la propia cadena ya dio pistas de que el Comité se podía haber equivocado y que la mujer no había sido liberada ya que en una de las imágenes elegidas, se podía ver de nuevo a Ahstianí afirmando "planeamos la muerte de mi marido".

Esta no es la primera vez que el referido comité internacional en contra de la Lapidación publica una información sobre Ashtianí que no ha sido contrastada.

A mediados de noviembre, despertó una nueva oleada de protestas y movimientos diplomáticos al afirmar que la mujer sería ejecutada en 24 horas.

Un día después, las autoridades negaron la noticia, señalaron que Ashtianí se encontraba en buen estado de salud en prisión y que el proceso seguía su curso.

Un periodista iraní que prefirió no ser identificado explicó a Efe que todo apunta a que en el documental prevalecerá la tesis judicial de que el cargo por asesinato precede al de lapidación, y que por ello sería condenada a morir en la horca en vez de lapidada.

La semana pasada, fue ejecutada en Irán otra mujer acusada de participar en el asesinato de la ex mujer de su amante, un conocido futbolista iraní de la década de 1980.