Público
Público

Ashton pide que más países ratifiquen la convención contra las bombas de racimo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, ha mostrado hoy su satisfacción por la entrada en vigor este domingo de la convención que prohíbe el uso y almacenamiento de las bombas de racimo, pero ha instado a seguir trabajando para que más países ratifiquen ese documento.

Ashton recordó en un comunicado que, por el momento, 37 países ya han ratificado este tratado en tanto que 107 lo han firmado.

"Es necesario continuar los esfuerzos para incrementar el número de ratificaciones", indicó, y afirmó que la universalización y total aplicación de esa convención en el sistema multilateral "están en el corazón de las acciones de la UE en el área de la no proliferación y el desarme".

No obstante, mostró la "profunda preocupación" de la Unión Europea por los "tremendos desafíos" humanitarios, socio-económicos y de desarrollo que todavía plantea el uso de bombas de racimo.

En ese sentido, declaró que, en apoyo a la meta general de la convención, la UE hace especial hincapié en el objetivo de reducir la amenaza de este tipo de munición, y en el alivio del sufrimiento de las víctimas y su reintegración socio-económica.

También declaró que la UE reafirma su compromiso de fortalecer el cuidado de las víctimas y su rehabilitación, y abogó por que tal asistencia esté integrada en las políticas sanitarias públicas y en estrategias socio-económicas.

La Convención sobre las Municiones de Racimo, firmada en Oslo en diciembre de 2008, no ha entrado en vigor hasta que no ha sido ratificada por, al menos, 30 países.