Público
Público

La asignatura de Religión "da las claves para salir de la crisis"

La Conferencia Episcopal anima a los alumnos a apuntarse a esta materia "apasionante" con un vídeo y una campaña en las redes sociales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Conferencia Episcopal Española (CEE) ha lanzado un vídeo titulado Una asignatura apasionante en el que se muestra a un profesor de religión y moral católica durante el primer día de clase y a sus alumnos, que pasan de mostrarse indiferentes a prestar atención a lo que se les explica. Según indica la CEE, esta acción forma parte de una campaña dirigida especialmente a los jóvenes para que descubran que la materia de Religión es 'una asignatura apasionante', tal y como dice el maestro del vídeo, que añade que es una materia que puede dar las claves para evitar crisis como la actual.

El vídeo, que se puede ver en la página www.unaasignaturaapasionante.com, en la web de la CEE, en Facebook y Twitter, donde se promociona con el hashtag #apuntateareli, forma parte de una campaña de comunicación coordinada por la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis, la Dirección General de Publicaciones y la Oficina de Información, cuya realización técnica ha corrido a cargo de la productora Dos cincuenta y nueve Films.

La historia, de cuatro minutos, narrada en primera persona por Lucas, un joven profesor, desvela cuáles son las inquietudes de los personajes, las expectativas de los alumnos y, sobre todo, el sentido de la asignatura de Religión, 'imprescindible para lograr una formación integral del alumno', según apunta la CEE.

El profesor comienza diciendo que él 'no cambiaría' lo que hace 'por nada'. 'Imagino que estaréis aquí por diversas razones, unos movidos por vuestros padres, otros porque teníais el libro de vuestro hermano', les interpela. Y les va haciendo comprender la importancia de la asignatura para interpretar adecuadamente realidades como la música, la pintura, la arquitectura e incluso para los economistas, empresarios y políticos.

'¿De verdad queréis tener las claves para evitar crisis como la que estamos viviendo? Será aquí donde aprenderéis cuál es la mejor inversión que podéis realizar y de la cual dependen todas las demás, porque lo que determina el futuro de un país no son las personas, sino dónde ponen el corazón esas personas', asegura. Y concluye: 'Yo os prometo una asignatura apasionante'.

Los personajes que intervienen no son actores sino que son realmente un profesor y una quincena de alumnos que cursan religión católica en colegios de Madrid, donde se han rodado las imágenes. Todos ellos han colaborado gratuita y desinteresadamente con la campaña.

El director de la Oficina de Prensa de la CEE, Isidro Catela, ha señalado que esta campaña pretende ser 'un homenaje no sólo a la asignatura, sino también a los profesores, a los padres, y a los alumnos que año tras año eligen la asignatura en la escuela' y 'una motivación expresa para que esta asignatura apasionante siga siendo elegida en libertad'.

Según ha indicado Catela, la asignatura puede ser elegida en libertad pues 'se propone, no se impone a nadie' y de hecho, la eligen una cifra 'significativa' de alumnos, pero ha subrayado que aunque optaran por ella solo la mitad o la mitad de la mitad, el planteamiento es 'que es un derecho de los padres y de los alumnos'. Además, ha precisado que, a pesar de las 'dificultades' con que se encuentran los profesores que la imparten, eso no significa que no pueda ser elegida libremente.

En este sentido, Javier, el profesor que interpreta a Lucas en el vídeo de la campaña, profesor en la vida real de Religión y Filosofía, ha explicado que la reacción de los alumnos en un primer día de clase de su asignatura es 'la misma más o menos, de apatía' aunque no cree que haya mucha diferencia con la que se observa en clase de matemáticas. Además, ha indicado que cuando ya empieza a explicarles en qué va a consistir la asignatura de Religión nota que hay 'mucho interés'.

'De primeras hay mucho prejuicio pensando que va a ser un rollo, que vamos a rezar el rosario en clase, pero cuando les planteas las preguntas, cuestiones sobre el sentido de la vida, reaccionan bien, de hecho están deseando hablar de ello porque en otras asignaturas no hablan ni del amor, ni de la muerte, ni del sufrimiento. Son cosas que llevan ahí y están deseando sacar, con lo cual suelen ser clases muy apasionantes como dice el lema, muy entretenidas', ha asegurado.

En la actualidad, dos de cada tres alumnos eligen cursar voluntariamente religión católica. En este sentido, y a propósito de las estadísticas que se hacen públicas todos los años, los obispos de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis han enviado recientemente a toda la comunidad católica una nota para que se sienta 'especialmente llamada a seguir con atención e interés todo cuanto se refiere a la formación cristiana de los niños y jóvenes en los centros educativos'.

Asimismo, pedían a los responsables de los centros que 'garanticen el ejercicio efectivo de este derecho' de los padres, recogido en el artículo 27.3 de la Constitución Española. Según indicaban, además de la catequesis, que tiene su propio ámbito, la clase de religión es necesaria para el logro de una formación completa del alumno, puesto que 'la formación religiosa escolar tiene la peculiar condición de ayudar a los alumnos a alcanzar una formación cristiana en relación y diálogo con los conocimientos y la cultura que la escuela transmite'.