Público
Público

Asma asociado al tránsito cuesta mucho dinero a dos ciudades de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Amy Norton

La contaminación ligadaa los gases generados por el tráfico vehicular le costaríamillones de dólares a dos ciudades de California en lo que haceal manejo del asma infantil.

Esto sugiere que "los costos reales de ese tipo decontaminación son enormes", dijo la investigadora Sylvia J.Brandt, de la University of Massachusetts.

El equipo de Brandt estimó que el costo anual del manejo delos síntomas asmáticos causados por el tráfico vehicular en LongBeach y Riverside alcanza los 18 millones de dólares, incluidoslos costos directos de la atención médica y los indirectos, comolas ausencias escolares o los permisos laborales de los padrespara cuidar a sus hijos.

La estimación se realizó con información oficial de gastosen salud y estudios previos sobre la cantidad de casos de asmainfantil asociados con la contaminación que produce el tráficovehicular.

En otras ciudades, los costos variarían según la cantidad devehículos que pasan cerca de los hogares y las escuelas.

Brandt puso como ejemplo que una docena de comunidades deMassachusetts poseen tasas más altas de asma que las dosciudades estudiadas, donde el 13-15 por ciento de los menores de18 años es asmático. En cambio, Springfield registra unaprevalencia del 18 por ciento y está rodeada de autopistas.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedadesde Estados Unidos (CDC por su sigla en inglés) estiman que el 9por ciento de los niños estadounidenses son asmáticos. Pero lacifra crece al 16 por ciento en los chicos negros de familias debajos ingresos.

La autora aseguró que existen cada vez más pruebas de que lacontaminación por el tráfico vehicular no sólo dispara lossíntomas en niños asmáticos, sino que también aumenta laposibilidad de desarrollar la enfermedad.

Para el estudio publicado en European Respiratory Journal,el equipo analizó estadísticas de una investigación previa quepudo relacionar el tráfico vehicular con un 9 por ciento de loscasos de asma pediátrico de Long Beach y con un 6 por ciento delos casos de Riverside.

Luego, determinó que los costos anuales del control del asmay los ataques asmáticos que provoca la contaminación en lascalles llegarían a los 18 millones de dólares en ambas ciudades.

Brandt reconoció cierta "incertidumbre" sobre la estimaciónde los costos.

Según los resultados, Riverside destina el 6 por ciento delpresupuesto nacional de salud y bienestar al manejo del asmaasociado con la contaminación del aire, mientras que Long Beachinvierte el 21 por ciento del gasto del Departamento de Saludlocal.

"Esto por lo menos sugiere que los costos de otras ciudadestambién serían altos", dijo Brandt.

El experto sostuvo que los sitios con problemas decontaminación podrían tomar medidas para reducir el riesgo deque los niños desarrollen enfermedades respiratorias, comoaprobar leyes que impidan construir escuelas o barrios cerca delas autopistas.

En las escuelas que están cerca de calles con muchotránsito, la tecnología de "aire limpio" sería muy útil.

FUENTE: European Respiratory Journal, online 20 de enero del2012