Público
Público

El asma es más frecuente entre los niños víctimas de abuso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El riesgo de desarrollar asmase duplica en los niños víctimas de abuso físico o sexual,indicó un nuevo estudio realizado en Puerto Rico.

"Los resultados destacan la importancia de controlar elasma entre las víctimas de abuso infantil y de estarconscientes de que existe la posibilidad de que los niñosasmáticos hayan sido víctimas de abuso físico o sexual",escribió el equipo dirigido por el doctor Juan C. Celedón, dela Escuela de Medicina de Harvard, en Boston.

Los autores señalaron que este es el primer estudio querelaciona el abuso infantil con el asma.

Varias investigaciones hallaron tasas más altas de asmaentre los puertorriqueños que viven en la parte continental deEstados Unidos que entre los blancos, los afroamericanos uotros latinoamericanos, señaló el equipo en American Journal ofRespiratory and Critical Care Medicine.

Estudios realizados después del 11 de septiembre y sobrelos veteranos de Vietnam también indicaron que lospuertorriqueños sufrirían un alto nivel de estrés emocionalcuando están expuestos a la violencia.

Para conocer si ciertos estresores aumentan el riesgo deasma infantil, el equipo analizó si un grupo de niñosresidentes en Puerto Rico y que habían presenciado actos deviolencia en el hogar o en el barrio serían más propensos atener asma.

La encuesta a 1.213 niños y sus cuidadores principaleshalló que casi el 40 por ciento de los chicos había recibidodiagnóstico de asma en algún momento.

Durante el año previo a la encuesta, el 14 por ciento delos niños había presenciado un acto de violencia, el 7 porciento lo había sufrido y el 6 por ciento había sido víctima deabuso sexual o físico.

El equipo no halló relación entre la exposición a laviolencia barrial o experiencias estresantes y el riesgo deasma infantil.

Pero los niños que habían sufrido violencia sexual o físicaeran 2,52 veces más propensos a tener asma y 2,35 veces a usarmedicamentos para tratar esa enfermedad.

El estudio, sostiene el equipo, pudo haber subestimado laprevalencia del abuso. Eso se debe a que el origen de ese tipode violencia son los padres y, si bien la información se obtuvode los niños por separado, cuando era posible, también serecibió de los padres u otros cuidadores primarios.

El equipo opina que se necesitan más estudios sobre losmecanismos detrás de la relación entre el abuso y el asma, comola alteración orgánica de respuesta al estrés.

FUENTE: American Journal of Respiratory and Critical CareMedicine, septiembre del 2008