Público
Público

Una asociación de ateos critican la declaración de los obispos contra la campaña del "bus ateo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Unión de Ateos y Librepensadores (UAL) considera que la declaración de los obispos españoles por la campaña "bus ateos" constituye una falta de respeto que ofende gravemente a los que carecen de convicciones religiosas y difunden de forma pacífica y respetuosa sus opiniones y su modelo de convivencia en la sociedad.

El cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, criticó ayer la campaña publicitaria a favor del ateísmo en autobuses municipales y dijo que utilizar espacios públicos "para hablar mal de los creyentes es un abuso que condiciona injustamente el ejercicio de la libertad religiosa".

Rouco, presidente de la Conferencia Episcopal Española, dijo también ayer que la libertad de expresión, "ha de ser tutelada. Pero los medios públicos no deberían ser utilizados para socavar derechos fundamentales, tampoco el de los creyentes a no ser heridos y ofendidos en sus convicciones".

Para el presidente de UAL, Albert Riba, "resulta extraordinario que aquellos que utilizan el espacio público de forma sistemática para lanzar sus proclamas religiosas y políticas puedan sentirse ofendidos porque otros ciudadanos, en el ejercicio de su legítimo derecho a la libertad de conciencia, expresen sus propias convicciones de forma clara, pero respetuosa con todos los ciudadanos y con sus derechos".

También ha añadido que "en una sociedad democrática la única idea verdaderamente blasfema es aquella que trata de limitar los derechos ciudadanos para impedir cualquier posible crítica contra privilegios heredados que contravienen la esencia misma del Estado democrático".

Según Riba, la nota de los obispos españoles afirmando que la campaña ofende las convicciones religiosas de muchos ciudadanos "parte del supuesto, absolutamente ilegítimo, de que las creencias religiosas son verdades objetivas que no pueden ser cuestionadas y que, por dicho motivo, deben ser acogidas de forma acrítica por el conjunto de la sociedad civil".

Para la Unión de Ateos y Librepensadores, la libre manifestación de la opción religiosa o no religiosa de los ciudadanos en el espacio público es un derecho fundamental cuyo ejercicio no puede ser restringido por ningún tipo de censura previa.

Desde estas entidades promotoras de la campaña "Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta de la vida", se ha remarcado que lo que quieren es poner de manifiesto la existencia en nuestra sociedad de un numeroso colectivo de ciudadanos ateos y no creyentes en general, y reivindicar para ellos los mismos derechos civiles que disfrutan el resto de los ciudadanos, y que esta realidad sea tenida en cuenta.

Concluye la nota de UAL señalando que "sin renunciar al ejercicio de nuestros derechos fundamentales, invitamos a buscar caminos de respeto mutuo y de colaboración, en lugar de apostar por la crispación y el enfrentamiento".