Público
Público

La Asociación Nacional de Empresas de Refrigeración piden que se busque la legionella en más lugares

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Asociación Nacional de Empresas de Frío y Refrigeración (Anefryc) ha exigido hoy a las autoridades sanitarias que no sólo busquen el foco del brote de legionella en sus instalaciones sino que comprueben los niveles de concentración de la bacteria en el agua de red e incluso en duchas y "spas".

El secretario general de Anefryc, Manuel Lamúa, ha expresado su deseo de que "se llegue al fondo de este brote" y ha pedido que se haga público cuanto antes el resultado de las investigaciones realizadas para "huir de especulaciones y de acusaciones precipitadas".

"Especulaciones", afirma, "que demasiadas veces desacreditan gratuita e injustamente a tecnologías y equipos, como las torres de refrigeración y condensadores evaporativos".

La Comisión Técnica de Anefryc ha emitido un comunicado en el que indica que la bacteria no sólo puede alojarse en instalaciones de refrigeración "sino en cualquiera que presente una concentración de agua a determinada temperatura, incluidas las alcachofas de las duchas, las piscinas o las fuentes públicas".

En este sentido señala que ninguno de los casos de legionella producidos en los últimos meses en la zona de Alcoy, en Alicante, -"un punto rojo de la Legionella en España"- ha estado asociado a torres de refrigeración, sino a otro tipo de maquinaría o instalaciones e incluso a tomas de agua de manantiales no tratados.

Añade que, "de hecho, en varios brotes que se han dado a lo largo de este año el origen se ha localizado en el agua de red sin ninguna implicación de las torres".

Anefryc sostiene que el hecho de que los equipos de refrigeración evaporativa estén considerados de alto riesgo hace que la vigilancia sobre ellos sea "exhaustiva".

Y no sólo por parte de los técnicos de la Consejería de Sanidad, con los que colabora a través de cursos de formación, sino también por sus propietarios, "cada vez más concienciados de la necesidad de realizar el mantenimiento preventivo pertinente y obligatorio".

Desde esta asociación se asegura que para que se produzca un brote de legionella en un equipo de refrigeración por agua y éste llegue al ambiente "se tiene que producir una cadena de sucesos altamente improbable".

Primero, la llegada de una colonia virulenta de Legionella Pneumophila a través de la red de suministro de agua; segundo, el funcionamiento del equipo en condiciones incontroladas; y tercero, la descarga de una corriente de aire con microgotas contaminadas en suspensión, que puedan llegar hasta donde se encuentran personas.

En cuarto y último lugar, es necesario que un número suficiente de estas microgotas sean inhaladas por personas susceptibles de contraer la enfermedad.

"Si cualquiera de estos eslabones se rompe, la posibilidad de la aparición de un brote es nula", subraya el comunicado de la Comisión Técnica de Anefryc.

Por su parte, la Asociación Madrileña de Salud Pública (Amasap) ha pedido hoy al Gobierno regional que restablezca la Dirección General de Salud Pública, disuelta en abril de 2008, ya que su no existencia implica a su juicio la "dispersión" de sus funciones.

"En la actualidad el Servicio de Epidemiología y el de Salud Ambiental dependen de dos Viceconsejerías distintas, lo que implica necesariamente una mayor dificultad de coordinación para afrontar la investigación de este brote", afirma en un comunicado.

Amasap ha destacado que Madrid la única comunidad autónoma que no tiene Dirección General de Salud Pública y ha opinado que "cualquier otra comunidad se hallaría en mejores condiciones estructurales que la nuestra para investigar este brote" de legionella.

"No debería ser necesario, y no lo deseamos, que la decisión tomada en 2008 se revelase una vez más como errónea a expensas de la salud de los ciudadanos", afirma.