Público
Público

La asociación Palomeras Bajas niega que haya negocio con las camisetas verdes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Asociación Vecinal Palomeras Bajas ha negado hoy que haya realizado "ninguna transacción económica" con las camisetas verdes del profesorado y ha afirmado que sólo colabora con los profesores de Vallecas, un colectivo que "financia sus actividades como cree conveniente y siempre de manera ética".

La asociación se ha referido así, en un comunicado, a las declaraciones hechas el pasado jueves por la presidenta regional, Esperanza Aguirre, quien acusó a IU de hacer "negocio" con la venta de camisetas verdes que simbolizan las protestas de los profesores, ya que según dijo por cada una ganan al menos dos euros "en negro".

El PP de Madrid anunció a continuación que denunciará en los juzgados a la asociación de vecinos de Palomeras Bajas -donde se venden las camisetas-, a la Plataforma en Defensa de la Educación Pública y a la FAPA Giner de los Ríos por un "posible delito de fraude fiscal" con la venta de estas prendas.

La Asociación Vecinal Palomeras Bajas ha explicado hoy que no realiza "ninguna transacción económica" con las camisetas verdes "que se han convertido en la nariz de Pinocho de la señora presidenta de la Comunidad",

"Esta asociación colabora y presta su infraestructura a diferentes entidades sociales, entre ellas al colectivo de enseñantes en Vallecas, el cual financia sus actividades como cree conveniente y siempre de manera ética, como nos consta", ha añadido.

En su opinión, la polémica en torno a la venta de las camisetas verdes es "una cortina de humo para tapar el verdadero problema, que es el ataque que en los últimos años viene recibiendo la enseñanza pública por parte del Gobierno de Esperanza Aguirre".

La organización considera "infames" los procedimientos que se han utilizado para acusarla del citado delito, mediante "la utilización de un 'periodista' de la caverna mediática para recabar información, la repetición de ésta, manipulada y adulterada públicamente, y la posterior amenaza de retirada de subvenciones de la Comunidad".

Para la asociación, esta actitud "pone de manifiesto una actuación irregular, arbitraria e indigna de un gobierno democrático".

Ha relatado que ningún representante del Ejecutivo regional ha acudido a la asociación para confirmar una acusación contra "una entidad sin ánimo de lucro que cubre su funcionamiento con el voluntariado de sus afiliados".

Ha destacado que la Asociación Vecinal Palomeras Bajas fue una de las primeras asociaciones legalizadas en España y siempre ha defendido "los derechos y el bienestar de los vecinos de Vallecas", como el acceso a educación o sanidad de calidad.