Público
Público

Las asociaciones de consumo rechazan de plano la subida de la luz de julio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las principales asociaciones de consumidores han mostrado hoy su total oposición a la posible subida de la luz propuesta por el Gobierno para el próximo mes de julio porque, en un momento de crisis como el actual, esta una medida es "del todo inaceptable" para las familias.

Las asociaciones de consumidores respondían así a la intención del Ministerio de Industria de aumentar las tarifas eléctricas de acceso un 10 por ciento para los hogares y pequeños comercios y un 5 por ciento para la mediana industria.

Este incremento de precios no afectaría, sin embargo, a los grandes consumidores (cementeras, químicas o siderúrgicas), tal y como precisa la propuesta de orden ministerial remitida por Industria a la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

Además, esta posible subida coincidiría en julio con el aumento del IVA, que en la factura de la luz subirá del 16 al 18 por ciento.

En declaraciones a Efe, el portavoz de la confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), Antonio López, ha manifestado que "si finalmente este aumento del precio de la luz es aceptado por la CNE", será "absolutamente inaceptable que, en un momento de crisis profunda y con una inflación que no llega al uno por ciento, se penalice así a familias y pequeños consumidores".

"Es una afrenta en toda regla, en este momento de crisis. Si la subida rondase la inflación o incluso estuviera unas décimas por encima del IPC, podríamos estar de acuerdo, pero en ningún caso podemos aprobar una subida del diez por ciento porque es una cifra del todo descabellada", ha advertido.

En la misma línea, la portavoz de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), Ileana Izverniceanu, ha rechazado frontalmente una subida de la luz por encima del IPC porque, en estos momentos, cualquier aumento superior a esa cifra es "un golpe directo a la línea de flotación del consumidor".

Tras recordar que en este contexto de crisis, "con expectativas de mejora aún muy lejanas, una subida en un servicio básico como la luz, aunque sea en la tarifa de acceso, es un golpe importante para los bolsillos, que además coincidirá con el aumento del IVA de julio y puede que a algún otro incremento fiscal".

La portavoz de la OCU ha advertido además de que este aumento aplicado en la tarifa de acceso repercutirá sobre muchas personas que han traspasado su contrato a compañías liberalizadas y que "no saben que estas empresas actualizan sus precios con las tarifas de acceso y no con las de último recurso".

Para la OCU, antes de aprobar una tarifa de la luz, es necesario hacer una reflexión "clara" del déficit tarifario, "para ver cuánto cuesta la generación de cada kilowatio, porque no cuesta lo mismo si procede de energía nuclear, eólica o hidráulica, y aclarar y hacer transparente esa factura".