Público
Público

Asocian consumo de folato en embarazo con dolencia respiratoria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Karla Gale

Los bebés de mujeres queconsumieron suplementos con ácido fólico en el primer trimestredel embarazo tendrían una incidencia levemente mayor desibilancias e infecciones en las vías respiratorias inferioreshasta los 18 meses, indicó un estudio realizado en Noruega.

Dado que los resultados son preliminares, "las mujeres nodeberían sentir pánico, sino seguir tomando el ácido fólico",dijo a Reuters Health la autora principal, la doctora Siri E.Haberg.

Suele recomendarse que las mujeres aumenten el consumo defolato, o ácido fólico, en la etapa reproductiva para reducirel riesgo de malformaciones congénitas en sus hijos, escribióel equipo dirigido por Haberg en Archives of Disease inChildhood.

Pero estudios sobre ratones indicaron que el ácido fólicoaumenta la actividad de los genes en el embarazo y provocapatrones genéticos asmáticos en las crías.

El equipo, del Instituto Noruego de Salud Pública, en Oslo,analizó datos de la Cohorte de Noruega de Madres e Hijos. Elanálisis incluyó 32.077 bebés nacidos entre el 2000 y el 2005.

Según el cuestionario respondido, el 22,3 por ciento de lasmadres había tomado ácido fólico en el primer trimestre delembarazo únicamente y el 42,6 por ciento durante toda lagestación.

Tras ajustar los datos según la exposición al folato alfinal del embarazo y en la infancia, el riesgo relativo desibilancias aumentó apenas un 6 por ciento en los niños hastalos 18 meses de edad que habían estado expuestos al folato enel primer trimestre de gestación.

Los riesgos relativos correspondientes a las infecciones delas vías respiratorias bajas y las hospitalizaciones por esasinfecciones fueron de un 9 y un 24 por ciento,respectivamente.

No obstante, Haberg advirtió que "existe evidencia delpapel preventivo del ácido fólico en malformaciones congénitas,mientras que nuestros datos (sobre la enfermedad respiratoriaen la niñez temprana) son los primeros resultados en sereshumanos y aún no sabemos si la relación es causal".

FUENTE: Archives of Disease in Childhood, online 2 dediciembre del 2008