Público
Público

Asocian despliegue militar EEUU con trastornos respiratorios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El personal militar de EstadosUnidos desplegado en Irak y Afganistán tiene alto riesgo dedesarrollar síntomas respiratorios, como tos persistente orecurrente y disnea, según demuestra un estudio militar de granescala.

Para los autores, eso se podría atribuir al estrés delcombate y la contaminación del aire.

Los resultados surgen del llamado Millennium Cohort Study,un análisis en curso para investigar las consecuencias de largoplazo del servicio militar.

En una muestra de casi 39.000 militares sin tos persistenteo recurrente ni disnea al inicio del estudio, el 14 por cientode "los desplegados" a las guerras en Afganistán e Irak sufriónuevos síntomas respiratorios, a diferencia del 10 por cientode "los no desplegados" a esas zonas de conflicto.

Aun así, el equipo escribe en American Journal ofEpidemiology que "los nuevos datos confirman que el asma, labronquitis crónica y el enfisema no crecieron en el cortoplazo".

Según el equipo de Besa Smith, de Department of DefenseCenter for Deployment Health Research, en Naval Health ResearchCenter, en San Diego, los soldados desplegados en tierra y losMarines fueron los más golpeados por los problemasrespiratorios.

Las tropas del Ejército desplegadas tuvieron un 73 porciento más probabilidades de desarrollar nuevos síntomasrespiratorios, a diferencia de los Marines, que tuvieron un 49por ciento más de probabilidades.

No hubo una relación significativa en el despliegue detropas y los síntomas respiratorios en la Fuerza Aérea o laArmada/Guardacostas.

Eso sugiere que la exposición al combate terrestre,incluido el estrés, "sería un factor importante" en laaparición de los síntomas respiratorios asociados con elservicio.

Un estudio reciente sobre una muestra ambiental en 15sitios de despliegue de tropas en Medio Oriente, incluido Irak,reveló la existencia de polvos geológicos, humo de fosas dequemado y condensados de metales pesados, como el arsénico y elplomo, como las principales fuentes de contaminación del aire.

"Las enfermedades respiratorias -señala el equipo-,estuvieron asociadas en 1991 con el despliegue de tropasmiliares en la Guerra del Golfo y están reapareciendo en lastropas enviadas a las guerras de Irak y Afganistán".

El seguimiento del personal militar para el nuevo análisisduró unos 2,6 años. Por lo tanto, el equipo dijo que sólo pudoidentificar problemas agudos, no así las enfermedades crónicas,que necesitan más tiempo para instalarse.

En los próximos análisis de la salud de la cohorte deMillenium Cohort Study, los autores podrán determinar si lossíntomas respiratorios desaparecen o avanzan en el tiempo.

FUENTE: American Journal of Epidemiology, diciembre del2009.