Público
Público

Asocian edad de los padres con riesgo de autismo en los hijos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Amy Norton

Los hijos de mujeres uhombres relativamente mayores tendrían más riesgo dedesarrollar autismo que los de padres más jóvenes.

En un estudio sobre 7,5 millones de partos en Californiaentre 1989 y el 2002, un equipo de investigadores delDepartamento de Salud de ese estado halló que el riesgoinfantil de desarrollar autismo aumentaba con la edad de lospadres.

Por cada 10 años más de la madre entre los 20 y los 40, elriesgo de que un hijo desarrollara autismo creció un 38 porciento tras considerar la edad del padre y otros factores, comola etnia y la educación de los padres.

Y por cada 10 años más de edad del padre entre los 20 y los60, el riesgo de autismo estuvo asociado con un aumento del 22por ciento.

Los resultados, publicados en American Journal ofEpidemiology, se suman a un cuerpo de evidencias conflictivassobre el papel, si lo tuviera, de la edad de los padres en laaparición del autismo. Estudios previos habían hallado que lamayor edad elevaría ese riesgo o que no tendría efecto alguno.

Los trastornos del espectro autista incluyen variosdesordenes del desarrollo cerebral que alteran la habilidad decomunicarse e interactuar con los demás. Aunque se desconocenlas causas exactas del autismo, se le atribuye un papel clave ala susceptibilidad genética.

Esto sugiere, pero no prueba, que la edad de los padressería otro factor de riesgo.

"El gran problema es que desconocemos qué factores explicanla relación", dijo la doctora Judith K. Grether a ReutersHealth.

Por otro lado, existen mecanismos biológicos potencialespor los que la edad de los padres dañaría el desarrollocerebral fetal y, por lo tanto, el riesgo de aparición delautismo, concluyó Grether, del Departamento de Salud Pública deCalifornia.

Podrían, por ejemplo, influir los factores hormonales en elútero materno, o una gran cantidad de fallas genéticas enóvulos o espermatozoides envejecidos.

"Otra posibilidad es que los portadores de unapredisposición, quizás genética, de tener un hijo autistatiendan a buscar hijos a edades más tardías", dijo Grether.

Si ese fuera el caso, la edad en sí no sería un factor deriesgo del autismo. Pero Grether señaló que las dosexplicaciones posibles podrían interactuar.

Los resultados surgen de datos de más de 7,5 millones deniños nacidos en California entre 1989 y el 2002. El equipoidentificó a 23.311 niños autistas que habían recibidoservicios públicos.

La gran mayoría de los hijos de padres mayores nodesarrolló autismo. Por ejemplo, entre los hijos de madres deentre 40 y 44 años, 826 desarrollaron autismo y casi 150,000 nolo hicieron.

Pero el riesgo de desarrollar autismo era un 84 por cientomás alto que en los hijos de mujeres de entre 25 y 29 años.

Para Grether, se necesitan más estudios para comprender lacausa de esa asociación. Hasta ese momento, "no tenemos un buenconsejo para darles a los padres".

Varios estudios habían demostrado que el diagnóstico delautismo creció en las últimas dos décadas. Es posible, opinóGrether, que la tendencia a demorar la maternidad hayafavorecido aquel aumento.

Pero la influencia de la mayor edad de los padres, dijo,sería "relativamente mínima".

FUENTE: American Journal of Epidemiology, 1 de noviembredel 2009