Público
Público

Asocian estrés grave antes del embarazo con el parto prematuro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Amy Norton

Las mujeres que padecenestrés por la muerte o enfermedad grave de un ser queridoinmediatamente antes de quedar embarazadas tendrían mayorriesgo de parto prematuro, sugirió un nuevo estudio.

Este resultado, publicado en la revista Human Reproduction,aumenta la evidencia de que el estrés grave puede influir enlas complicaciones del embarazo, como el bajo peso al nacer oel parto del feto muerto.

Los autores hallaron entre más de 1 millón de mujeresdanesas que quienes tenían un hijo después de los 24 años yhabían sobrellevado la muerte o enfermedad grave de un familiarinmediatamente antes del embarazo solían dar a luzprematuramente.

Las mujeres que sufrieron ese estrés en los seis mesesprevios al embarazo eran un 16 por ciento más propensas a tenerun parto prematuro.

Cuando era un hijo el que había muerto o enfermado, laprobabilidad de tener un parto prematuro aumentaba un 23 porciento y el riesgo de dar a luz mucho antes de fecha crecía un59 por ciento.

Es posible que experiencias altamente estresantes como esastengan efectos hormonales que determinen el parto prematuro enalgunas mujeres, según explicó el doctor Ali Khashan, de laUniversity of Manchester, en el Reino Unido.

El estrés grave antes o cerca del momento de la concepciónalteraría los niveles femeninos de la hormona del estrés(cortisol) y la hormona liberadora de la corticotropina (CRH),que participan en la implantación embrionaria y la formación dela placenta, indicó el autor a Reuters Health,.

Los niveles de la CRH generalmente aumentan antes delnacimiento del hijo y en las mujeres que tienen parto prematurose observó un "aumento precoz" de la hormona.

Aun así, la mayoría de las mujeres que padecen estrés graveantes del embarazo no tendrá parto prematuro. En el estudio,apenas el 4,5 por ciento de ellas tuvieron a sus bebésprematuramente, es decir antes de la semana 37 de gestación.

"El estudio demuestra que el estrés muy grave tiene unefecto sutil sobre la prematuridad", dijo a Reuters Health lacoautora del estudio, la doctora Louise Kenny, del UniversityCollege de Cork, en Irlanda.

"Tuvimos que analizar una muestra poblacional grande paradescubrir ese efecto. Esto significa también que para cadamujer, el riesgo real de parto prematuro asociado con el estrésgrave es muy pequeño", agregó Kenny.

El equipo señaló que todas las mujeres que estánembarazadas o planean estarlo deberían tratar de tener unestilo de vida saludable y seguir el consejo médico.

FUENTE: Human Reproduction, online 3 de diciembre del 2008