Público
Público

Asocian fármacos para la presión con menor riesgo de Parkinson

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Amy Norton

Las personas que toman unaclase de antihipertensivos tendrían menos riesgo de desarrollarParkinson, sugirió un nuevo estudio.

Esos fármacos son un tipo de antagonistas de los canales decalcio llamados dihidropiridinas, que incluyen medicamentoscomo la nifedipina (Adalat), la felodipina (Plendil) y lanicardipina (Cardene).

Los autores hallaron entre más de 11.000 adultos enDinamarca, que quienes usaban esas medicinas eran alrededor deun 25 por ciento menos propensos a desarrollar Parkinson quelos participantes que no usaban esos fármacos.

No se observó la misma protección con otros tipos deantagonistas de los canales de calcio ni con otrosantihipertensivos, incluidos los betabloqueantes, losantagonistas de angiotensina-II y los inhibidores de la ECA.

Los datos, publicados en Annals of Neurology, no pruebanque las dihidropiridinas reduzcan directamente el riesgo dedesarrollar Parkinson.

"Es el primer estudio que lo prueba en humanos", dijo ladoctora Beate Ritz, de la University of California en LosAngeles. Se necesitan más estudios para conocer si se mantienela relación.

Ritz dijo a Reuters Health que los resultados coinciden conlos mecanismos de acción de las dihidropiridinas antagonistasde los canales de calcio y con estudios animales quedemostraron que uno de esos fármacos, la isradipina, protegeríadel estrés y el daño a las células cerebrales productoras dedopamina.

El Parkinson destruye las neuronas dopaminérgicas, queregulan el movimiento.

A diferencia de la mayoría de las neuronas, lasdopaminérgicas son "marcapasos" que generan su propia actividadrítmica con ayuda de ciertos canales de calcio, por los que losiones cálcicos pasan a las células.

La teoría es que al inhibir esos canales, lasdihidropiridinas protegerían del estrés excesivo a las neuronasdopaminérgicas.

Los fármacos, excepto uno, la amlodipina (Norvasc), puedenpasar de la sangre al cerebro.

En línea con eso, mientras que otras dihidropiridinasestaban asociadas con una reducción del riesgo de Parkinson, laamlodipina fue la excepción.

El estudio, financiado por los Institutos Nacionales deSalud de Estados Unidos, se realizó con información del sistemanacional de bases de datos de Dinamarca, lo que le permitió alos autores asociar las historias clínicas personales con laindicación de medicamentos.

Los investigadores analizaron las prescripcionesfarmacológicas que recibieron 1.931 adultos con Parkinsondiagnosticado entre el 2001 y el 2006 y 9.651 adultos sanos dela misma edad y género.

El uso de dihidropiridina estuvo asociado con un 26 a un 30por ciento menos riesgo de Parkinson.

Según Ritz, los resultados aumentan la probabilidad de quelos inhibidores de los canales de calcio se puedan usar algúndía para tratar el Parkinson, al preservar las neuronasdopaminérgicas sanas en los pacientes, o para prevenir laenfermedad.

En este caso, todo dependería del descubrimiento de"biomarcadores" que identifiquen a las personas en riesgo dedesarrollar Parkinson, igual que análisis del colesterol paramedir el riesgo cardíaco.

Pero todas esas dudas, dijo Ritz, demandan mucha másinvestigación.

FUENTE: Annals of Neurology, online 7 de diciembre del 2009