Público
Público

Asocian el suicidio con la contaminación ambiental y el asma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Frederik Joelving

La contaminación del aire ylos síntomas asmáticos elevarían el riesgo de suicidio, deacuerdo a dos nuevos estudios en Asia.

Un equipo en Taiwán atribuyó por lo menos uno de cada 14suicidios juveniles al asma, una enfermedad que padece el 10por ciento de los niños. "Esto muestra otro efecto negativo dela contaminación", dijo el doctor Wayne Katon, psiquiatra de laUniversity of Washington, en Seattle.

"El suicidio representa un impacto adverso en la sociedad",agregó Katon, que no participó en el estudio.

Los autores afirmaron que esta es la primera vez que seevalúa el papel de la calidad del aire en la relación entre elasma y el suicidio.

La contaminación por partículas, como el humo, el polvo olos metales pesados, irrita las vías aéreas y agrava el asma, yvarios estudios también la habían asociado con la enfermedadcardíaca. Sin embargo, se desconoce qué impulsa al suicidio.

Para Katon, una posibilidad es que la pérdida de saludfísica genere sentimientos suicidas en una persona, sobre todosi ya tenía una enfermedad crónica.

Los dos estudios publicados en American Journal ofPsychiatry destacaron la necesidad de tratar la salud física ymental como un todo. "A todos los pacientes con enfermedadcrónica hay que evaluarles los síntomas depresivos", sostuvo.

En uno de los estudios, los autores analizaron más de 4.000suicidios en siete ciudades de Corea del Sur y registraron queel aumento de la contaminación por partículas elevaba un 10 porciento el riesgo de suicidio.

El equipo de Changsoo Kim, de la Facultad de Medicina de laUniversidad Yonsei, precisó que 23 de cada 100.000 surcoreanoscometen suicidio.

Al desglosar esos datos, los que habían recibidotratamiento cardiovascular el año previo al suicidio fueron losmás vulnerables a la contaminación, con un 19 por ciento más enriesgo de suicidarse.

Los investigadores sostienen que la contaminación conpartículas causa inflamación en el organismo. Eso quizápotenciaría la inflamación derivada de la enfermedad cardíacasubyacente para agravar los síntomas depresivos.

Pero, según Katon, "la contaminación del aire tambiénpodría empeorar la autopercepción de la salud, lo que agravaríalos problemas mentales".

El estudio sobre asma, del doctor Chian-Jue Kuo, de laUniversidad Nacional de Taiwán, también subrayó la importanciade los factores psicológicos.

Entre casi 163.000 estudiantes secundarios seguidos durante12 años, las sibilancias y otros síntomas asmáticos noaumentaron sorpresivamente la posibilidad de que losestudiantes murieran por trastornos como el cáncer o lascardiopatías.

Pero durante ese período, los síntomas asmáticos duplicaronla tasa de suicidio (de 5 por cada 10.000 a 1 por cada 1000).Eso significa que el asma habría inducido uno de cada 14suicidios juveniles en Taiwán. El asma en Estados Unidos afectaa tres de cada 30 niños, según los autores.

"El suicidio es una consecuencia rara, pero trágica, y surelación con el asma reflejaría que el estrés mental es muycomún", escribieron los autores.

"El personal escolar, médico y la familia deberían recordarla necesidad de tomar medidas de prevención para mejorar lasalud mental de los jóvenes, en especial aquellos con lossíntomas más graves y persistentes de asma", agregaron.

FUENTE: The American Journal of Psychiatry, 15 de juliodel 2010.