Público
Público

Astiazarán apuesta por la candidatura hispano-lusa que adapte los estadios al siglo XXI

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Liga de Fútbol Profesional, José Luis Astiazarán, aseguró a EFE que una candidatura hispano-lusa al Mundial de 2018 sería buena "desde el punto de vista estratégico" y, de triunfar, permitiría que los estadios españoles se adaptasen a las exigencias del siglo XXI.

"Recientemente estuve en Portugal, porque tenemos un convenio firmado con la Liga Portuguesa, y nos preguntaron que cómo lo veíamos (la candidatura conjunta), porque como Liga no tenemos voto ni competencias. Desde el punto de vista estratégico, es bueno para los dos países, al estar al hilo de lo que se está haciendo ahora, ya que hay otras candidaturas mixtas", destacó.

"Lo importante es que seamos candidatos y tengamos la oportunidad de organizar un Mundial, porque ha pasado mundo tiempo desde 1982 y sería una buena inyección económica, que nos permitiría, además, adaptar los estadios al siglo XXI, a los tiempos modernos", indicó.

Según el presidente de la Liga, los ejemplos de Alemania e Italia son válidos. "Los estadios no deben estar de espaldas a las ciudades, deben estar vivos y ésta es la tendencia de los clubes, ya lo están haciendo equipos como el Valencia, el Athletic o el Real Madrid que ha modernizado el Bernabéu. Hay que consolidar la modernización total del fútbol español, es una oportunidad", destacó a EFE.

Astiazarán considera que las declaraciones del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, que incluyó a la candidatura hispanolusa como una de las posibles opciones al Mundial 2018, deben servir de impulso.

"Hay que seguir insistiendo, tras las declaraciones de Blatter. Me consta que hay conversaciones abiertas tanto por el presidente de la portuguesa como de la española y tenemos que volcar todas nuestras fuerzas para que España, ya sea en solitario o no, tenga un Mundial.

El presidente de la LFP discrepó con Blatter, sin embargo, de que la candidatura de Madrid a los Juegos Olímpicos de 2016 pueda perjudicar a las posibles opciones de España para acoger un Mundial.