Público
Público

Un astronauta japonés prueba ropa interior inodora

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Adolescentes, ¿están cansados de avergonzarse por las preguntas acerca de cuándo fue la última vez que se cambiaron la ropa interior?

Científicos japoneses pueden tener la respuesta: una línea de ropa interior y ropa informal inodoros.

Koichi Wakata, el primer astronauta japonés que vive en la Estación Espacial Internacional, está probando las vestimentas, llamadas J-ware y que fueron creadas por expertas en textiles en la Universidad de Mujeres de Japón en Tokio.

"El (Wakata) puede usar su bañador (calzoncillos) más de una semana", dijo Koji Yanagawa, un funcionario de la Agencia de Exploración Aeroespacial japonesa.

Las ropas de Wakata, desarrolladas por la investigadora Yoshiko Taya, están diseñadas para matar las bacterias, absorber agua, aislar el cuerpo y secarse rápido. Y además de ser cómodas y con estilo, son resistentes a las llamas y antiestáticas.

El astronauta japonés Takao Doi probó la ropa interior el año pasado en una prueba durante una misión del transbordador. Pese a un vigoroso esfuerzo físico, las prendas de Doi se mantuvieron secas.

"Los otros astronautas comenzaron a sudar, pero él no tiene sudor. El (Doi) no necesitó colgar la ropa para secarlas", destacó Yanagawa.

J-ware debería reducir la cantidad de ropa que necesita ser enviada a la estación espacial, que no posee instalaciones de lavandería. Empacar cargamento en órbita es caro, por lo que tener ropa que se mantengan frescas durante semanas podría resultar en ahorros significativos.

La Agencia Espacial Japonesa piensa hacer las prendas disponibles para la NASA y sus otros compañeros de la Estación Espacial una vez que el desarrollo esté completo. También se evalúa la posibilidad de desarrollar una línea comercial.

Taya también está trabajando con los fabricantes de ropa Toray Industries y Goldwin Inc. en prendas que tienen una delgada capa microscópica en sus materias.

Wakata, quien llegó hasta la estación la semana pasada para pasar tres meses a bordo, dijo el domingo que las piezas parecen estar funcionando.

"Nadie se ha quejado, por lo que creo que hasta el momento les ha ido bien", sostuvo Wakata.