Público
Público

Los astronautas chinos del "Shenzhou VII" se libran de los pañales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La tercera misión tripulada al espacio de China, que se lleva a cabo estos días, tiene una gran diferencia con respecto a las dos anteriores: por primera vez los cosmonautas chinos tienen un retrete a bordo y no necesitan llevar pañales, según indica hoy la prensa estatal.

La agencia Xinhua dio hoy algunos detalles del interior de la nave "Shenzhou VII", en la que los astronautas Zhai Zhigang, Liu Boming y Jing Haipeng, todos ellos de 42 años de edad, orbitan ahora alrededor de la Tierra, y destacó la existencia de "un retrete que para sus predecesores habría sido un sueño".

El baño está hecho a medida de los tres, según cuenta la información.

China no dominaba esta tecnología hasta ahora, por lo que tanto el primer astronauta chino, Yang Liwei (que voló al cosmos en 2003), como los dos siguientes, Fei Junlong y Nie Haisheng (2005), tuvieron que hacer uso de pañales durante sus misiones.

Xinhua también relata que los astronautas podrán degustar durante el viaje la gastronomía china y en su despensa tienen varias raciones del famoso pollo Kunpao (con cacahuetes), uno de los platos más famosos de la comida oriental.

Otros "lujos" incluyen gambas peladas, frutas congeladas e incluso vinagre, ya que, según cuenta la información, al astronauta Jing le hacía ilusión poder sazonar sus comidas con él.

Jing es de la provincia norteña china de Shanxi, la principal productora de vinagre del país y donde pocas comidas se toman sin este condimento.

Los astronautas sólo pueden comer 1,2 kilos de comida cada uno por día y tienen suministro para cinco jornadas, lo que hasta ahora es la única pista sobre cuál podría ser la duración del viaje.

Necesidades básicas aparte, los tres astronautas trabajan ahora en la preparación para la colocación del traje espacial "Feitian", con el que uno de ellos dará mañana, sábado, el primer paseo por el cosmos (fuera de la nave) de la historia espacial china.

El "Feitian" ("Volador del Cielo") cuenta con 10 capas, pesa 120 kilos y el astronauta elegido para el honor de dar el "paseo" tendrá que trabajar 15 horas en la preparación y colocación del traje.