Público
Público

Los astronautas chinos vuelven a la Tierra como héroes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tres astronautas chinos regresaron el domingo a la Tierra, sanos y salvos tras un viaje de 68 horas que incluyó una "monumental" paseo espacial, destinada a mostrar los avances tecnológicos de su país y que fue considerada como una importante victoria por sus líderes.

La Senzhou ("nave sagrada") VII aterrizó en la norteña región de Mongolia Interior, y los médicos se apresuraron a abrir la cápsula para examinar a sus tripulantes mientras se ajustaban a la gravedad de la Tierra y se recuperaban de su aterrizaje.

El astronauta Zhai Zhigang fue el primero en salir de la nave y se le recibió entre aplausos y con un ramo de flores. Afirmó estar "orgulloso de mi madre patria" tras completar la misión.

El primer ministro, Wen Jiabao, dijo al control de misión que los tres astronautas son unos héroes, después de colocar al país en el exclusivo club de tres naciones que ha logrado realizar un paseo espacial en su propia nave, sumándose a Estados Unidos y la Unión Soviética.

"El éxito de la Shenzhou VII es un gran paso adelante para la tecnología espacial de China", señaló, añadiendo que los esfuerzos de su país se centran únicamente en la ciencia. "Los chinos han buscado sin cesar el desarrollo pacífico y el uso de la tecnología espacial".

El rápido avance de China en materia espacial ha inquietado a Occidente y a Japón, que consideran la posibilidad de que pueda tener ambiciones militares en el espacio, especialmente tras una prueba con misiles antisatélite que hizo el año pasado.

El paseo espacial de Zhai, llevando un traje de 4,4 millones de dólares diseñado en su país, cierra un año en el que China ha organizado los Juegos Olímpicos de Pekín y sufrido un devastador terremoto en Sichuan.

La capacidad para dar paseos espaciales es crucial para su objetivo a largo plazo de establecer un laboratorio espacial, posteriormente una estación orbital, y en un futuro, llegar a la Luna.

HÉROES NACIONALES

Desde las cosmopolitas Pekín y Shanghái hasta las pequeñas aldeas rurales, la población, cautivada, ha seguido por televisión el viaje de los astronautas, pegada a las retransmisiones en directo del despegue, el paseo y el aterrizaje.

Los tres astronautas pueden esperar una bienvenida de héroes en todo el país, una vez se recuperen de la misión y se les permita abandonar la cuarentena, que según la agencia Xinhua podría durar dos semanas.

Ha sido la tercera misión tripulada de China. Su primer vuelo espacial tripulado fue en 2003, seguido de una misión de dos hombres en 2005.

El gigante asiático quiere asegurarse de que tendrá algo que decir sobre el futuro uso del espacio y sus posibles recursos.

La misión también es un éxito para el Partido Comunista, que en 2009 celebrará sus 60 años en el poder.