Público
Público

Astronautas del Discovery realizan el mantenimiento de la EEI

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El responsable de misión del transbordador espacial Discovery y un compañero que realizaba su primer paseo espacial salieron el sábado de la Estación Espacial Internacional para preparar la infraestructura que recibirá el primer vuelo no tripulado de una nave de carga japonesa y a futuras misiones de construcción.

A unos 354 kilómetros sobre el sur del Océano Pacífico, los astronautas Steven Swanson y Joseph Acaba salieron por la esclusa de aire de la estación para comenzar un paseo que duró casi seis horas y media, en el segundo de los tres paseos programados para este viaje del Discovery.

La salida es la cuarta para Swanson, que fue miembro de una tripulación de construcción de la estación en 2007, y la primera para Acaba, un antiguo profesor que realiza con el Discovery su primer viaje espacial.

El transbordador y sus siete astronautas despegaron el 15 de marzo para llevar a cabo una misión de 13 días. Su principal objetivo era instalar el cuarto y último par de alas de paneles solares a la estación, que le proporcionará su máxima potencia después de más de 10 años de construcción.

Las relucientes alas fueron instaladas el jueves por Swanson y su colega Richard Arnold durante la primera caminata de la misión y fueron desplegadas exitosamente el viernes.

Durante la caminata del sábado, Swanson y Acaba aflojaron las conexiones de baterías que serán reemplazadas durante la próxima misión a la estación, programada para junio.

También instalaron una antena de navegación GPS que será utilizada por el carguero japonés no tripulado, y utilizaron una cámara infrarroja para fotografiar los paneles solares, de manera de que los ingenieros puedan evaluar cómo han soportado el duro entorno espacial.

El transbordador tiene previsto abandonar la estación espacial el miércoles y regresar al Centro Espacial Kennedy en Florida el próximo sábado.

A la NASA le quedan hasta nueve vuelos más para terminar de equipar la estación de 100.000 millones de dólares y una misión final de reparación del Telescopio Espacial Hubble antes de retirar su flota de transbordadores en 2010.