Público
Público

Astronautas de la EEI completan la segunda caminata espacial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los astronautas Shane Kimbrough y Heide Stefanyshyn Piper completaron la segunda de cuatro caminatas espaciales en torno a la Estación Espacial Internacional (EEI) al cumplirse hoy 10 años del comienzo de la construcción del orbitador.

Mientras el Endeavour y la EEI viajaban acoplados a más de 26.000 kilómetros por hora, los dos astronautas estadounidenses regresaron a la cabina de descompresión a las 00.43 GMT del viernes después de más de seis horas y 48 minutos de labor.

"Bienvenidos. Muy buen trabajo. Ha sido excelente", señaló el control de la misión desde el Centro Johnson de Vuelos Espaciales de la NASA en Houston (Texas) poco antes de que se iniciara el retorno al complejo.

Este debió adelantarse algunos minutos al prenderse una alarma en el traje espacial de Stefanyshyn debido a un nivel más alto que lo previsto de dióxido de carbono, según el control.

La primera tarea asignada a Stefanyshyn fue la inspección de una mancha en un cable que pasa energía.

"Parece como una marca negra", dijo Stefanyshyn al control de misión en el Centro Espacial Johnson, de Houston (Texas), que había detectado la mancha antes y quería saber de qué se trataba.

Kimborough se sujetó al brazo robótico Canadarm2 de la EEI, operado por los astronautas Sandra Magnus y Don Pettit desde adentro del laboratorio orbital, un proyecto de 100.000 millones de dólares en el cual participan 16 naciones.

La conducción del "ballet" espacial estuvo a cargo del piloto del Endeavour, Eric Boe, desde la cabina del transbordador.

Otras tareas de la jornada incluyeron la lubricación de los cojinetes en el pestillo del extremo del brazo robótico, de fabricación canadiense, y la continuación de la limpieza y lubricación de los cojinetes de una junta rotatoria de paneles solares en estribor.

Las tareas se han realizado de forma paralela a los trabajos para instalar los equipos traídos por la tripulación del Endeavour, entre los cuales se incluyen además de las vituallas, una heladera, calentadores de agua, un lavabo y un verdadero gimnasio para los astronautas.

Dos días atrás Stefanyshyn Piper y Steve Bowen completaron la primera de las cuatro caminatas previstas en la misión, durante la cual sustituyeron un tanque de hidrógeno y limpiaron una junta rotatoria situada en el lado de estribor de la EEI.

En esa operación, el único problema de la jornada se planteó cuando Stefanyshyn soltó la bolsa en la que llevaba herramientas y lubricante, la cual se alejó en el vacío sin que pudiera recuperarla.

La tercera caminata de la misión de 15 días del Endeavour está prevista para el próximo sábado,

El transbordador se acopló el domingo pasado a la EEI en una misión cuyo propósito principal es ampliar la capacidad del complejo para que albergue un máximo de seis astronautas a partir del próximo año.

La segunda caminata coincidió con el día en que la EEI cumplía 10 años desde que se inició su construcción en 1998.

Para celebrar la ocasión, los comandantes de ambas naves transmitieron un mensaje en que rindieron un homenaje al décimo aniversario de la EEI.

La construcción del complejo comenzó cuando el Endeavour puso en órbita el módulo ruso Zarya al que fueron agregándose nuevos elementos hasta convertirlo en la primera plataforma del hombre en el espacio.

"Con él no solo hemos aprendido a vivir en el espacio, sino también a trabajar juntos como socios internacionales", manifestó Mike Fincke, comandante de la EEI.