Público
Público

Dos astronautas inician las reparaciones de la estación espacial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Dos astronautas finalizaron el martes el primero de los cuatro paseos espaciales durante su visita a la Estación Espacial Internacional, con los que intentan restablecer completamente el sistema energético de la base.

El trabajo resultó más complejo de lo esperado. La responsable del paseo, la astronauta Heidemarie Stefanyshyn-Piper, descubrió que una de las pistolas engrasantes, necesarias para lubricar una junta clave de la estación, goteaba y estaba ensuciando su guante.

Entonces, mientras ella intentaba limpiarse la grasa de las manos, la bolsa que contenía sus herramientas flotó hacia el espacio.

"Oh, genial", dijo Stefanyshyn-Piper, que realizaba el tercer paseo espacial de su carrera. "¿Pueden verlo?", añadió.

Los tripulantes que observaban la caminata espacial desde dentro del transbordador vieron a la bolsa pasar de largo y alejarse de la estación, que orbita a 341 kilómetros sobre la Tierra.

La bolsa contenía dos pistolas engrasantes, espátulas y otros elementos necesarios para comenzar a reparar una junta de rotación de tres metros de ancho que mueve los paneles de energía solar de la estación.

El año pasado, los astronautas descubrieron que la junta estaba contaminada con limaduras de metal, que más tarde la NASA atribuyó a una lubricación inadecuada.

Los cuatro paseos que realizará la tripulación del Endeavour podrían verse seguidos de hasta seis más, en futuras misiones para resolver los problemas y asegurarse de que no surjan inconvenientes similares.

Stefanyshyn-Piper tomó prestadas las herramientas de su compañero, Stephen Bowen, para trabajar en la junta antes de regresar a la esclusa de aire de la estación, tras seis horas y 52 minutos trabajando en el espacio.

Antes, los astronautas cargaron en el Endeavour un tanque de nitrógeno vacío para llevarlo de vuelta a la Tierra y retiraron la cubierta de una ventana del laboratorio japonés Kibo.

El transbordador y siete astronautas llegaron el domingo a la estación espacial para entregar el equipo necesario para doblar la tripulación que vive a bordo a seis personas.

Dentro del transbordador y la estación espacial, los demás astronautas se dedicaron a desembalar las siete toneladas de equipo transportadas por el Endeavour hasta allí, y que incluyen un sistema de depuración de agua.