Público
Público

Asturias y Cantabria se ven seriamente afectadas por el temporal

La Cruz Roja, en coordinación con la Guardia Civil y Protección Civil, trata de rescatar a 16 personas atrapadas en sus casas en Cantabria. Asturias eleva al nivel 2 su plan inundaciones.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un operativo de la Cruz Roja, formado por dos lanchas y una moto de agua, trata de rescatar a 16 personas atrapadas por las inundaciones en Caranceja, Cantabria. La operación está siendo coordinada entre la Guardia Civil, Protección Civil y la misma Cruz Roja.

Los habitantes del pueblo se han visto sorprendidos por el agua al desbordarse el río Saja, a causa de las intensas lluvias que desde el pasado día 8 azotan el país. Las casas se hayan anegadas por el agua. En concreto, nueve personas permanecen atrapadas en dos naves y siete ciudadanos más no pueden salir de sus viviendas inundadas. La carretera autonómica que comunica el pueblo (CA-903) ha sido cortada a la circulación tras ser rebasada por la corriente. Hasta el momento, los buzos han conseguido llegar hasta los recintos anegados para comprobar el estado de los afectados.

Asturias y Cantabria se están viendo seriamente perjudicadas por el temporal. La Confederación Hidrográfica del Cantábrico se ha visto obligada esta mañana abrir las compuertas en dos embalses del río Nansa, Palombera y La Cohilla, para rebajar la crecida que experimenta el río. Por otro lado, la compañía ferroviaria Feve ha suspendido el servicio de transporte en siete líneas de la comunidad asturiana. El gobierno regional ha incrementado hasta el nivel 2 el plan de inundaciones, con lo que solicita la asistencia de medios y ayudas a otras comunidades autónomas. En las últimas horas se han registrado múltiples inundaciones, especialmente en la región oriental del territorio. La Unidad Militar de Emergencias y la Guardia Civil han tenido que intervenir en la evacuación de un hospital y una residencia de ancianos, así como en el rescate de 14 personas en un tren de cercanías. Los colegios del municipio de Laviana han tenido que ser evacuados en previsión de la crecida del río Nalón.

Protección Civil ha pedido a la población que revise periódicamente su tejado y bajadas de agua, elimine toda acumulación de escombros, hojas o tierra que puedan obstaculizar el paso del agua al alcantarillado o cuneta próxima a su vivienda y que se equipen de botiquín, linterna y radio. Pide también que mantenga los productos tóxicos como herbicidas o insecticidas fuera del alcance del agua, que retire muebles u objetos que puedan ser arrastrados por la corriente y que no se acerque a la orilla o al cauce de los ríos o del mar. También ha pedido que se extremen las precauciones al circular por las carreteras. Aconsejan evitar los vados con agua y prestar atención a los desprendimientos de tierra y socavones.