Público
Público

ATA exige una reunión con Zapatero y no descarta movilizaciones en la calle

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El candidato a la presidencia de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, exigió una reunión con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y no descartó movilizaciones "en la calle" si así lo demandan la mayoría de los asociados.

Durante el discurso de presentación de su candidatura, Amor criticó la falta de apoyo de las administraciones a este colectivo y dijo que pedirá una reunión con el jefe del Ejecutivo para denunciar que las líneas del Instituto de Crédito Oficial (ICO) "no están llegando a las empresas ni a los autónomos", y para exigir un "mayor nivel de financiación y mayor grado de compromiso por parte del Gobierno".

Además, Amor dijo que aunque ATA apuesta por el consenso y cree que en este momento no es "eficaz tomar la calle", apuntó que si sale reelegido, no descarta "nada", ya que anunció que convocará una reunión el próximo día 12 con todas las organizaciones territoriales para escuchar sus demandas y responderá a la "opinión de la mayoría".

El presidente de ATA, que previsiblemente será reelegido hoy, aseguró que los autónomos, a pesar de no ser culpables de la crisis, "la están pagando con toda la dureza", y advirtió de que hay 300.000 emprendedores que se encuentran "en la cuerda floja, que necesitan inmediatamente liquidez".

Según explicó los datos son "demoledores", ya que diariamente desaparecen mil microempresas y autónomos y denunció que se les prometiera las líneas de ICO "como si fueran la salvación" y que hasta el momento sólo se hayan concedido alrededor de 14.000 préstamos, que representan sólo el 0,4 por ciento del total.

"Esos 14.000 prestamos representan sólo una cuarta parte del los autónomos que se han perdido entre enero y febrero", criticó Amor.

Amor también aseguró que aún no se han alcanzado algunas de las reinvindicaciones de los autónomos y que aunque el escenario en el que desenvuelve su actividad nunca ha sido un "lecho de rosas, ahora menos", ya que ha caído el consumo, las entidades financieras dificultan y restringen el acceso al crédito y las cargas tributarias son excesivas.

"Se equivocan los que piensan que con el Estatuto de Trabajo Autónomo todos los problemas han quedados resueltos" apostilló.

Asimismo advirtió de que los pequeños autónomos "no se sienten identificados" con lo que se está tratando día a día con el Diálogo Social tras señalar que a este colectivo no les preocupa el abaratamiento del despido porque en sus empresas está figura no existe.

Recalcó que España no es un país de grandes empresas, sino que es un país de autónomos y dijo que lo que interesa es saber en qué medida van a bajar los impuestos y las cargas a la Seguridad Social.

Por su parte, la vicepresidenta de ATA, Soraya Mayo, quien presentó el Informe de Gestión de esta Federación 2004-2009, aseguró que los objetivos se han cumplido porque en cinco años han logrado aumentar su afiliación y estar presentes en todas las comunidades autónomas menos en el País Vasco.

El secretario de Área de Turismo, Juan Carlos Arricivita, se mostró bastante preocupado por la situación que atraviesa este sector, y puntualizó que el índice de reservas de turistas extranjeros bajo el 30 por ciento en lo que va de año.