Público
Público

Atacado en Pakistán un equipo de cricket de Sri Lanka

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Seis jugadores de cricket de Sri Lanka y su segundo entrenador británico resultaron el martes heridos cuando un grupo de hombres armados atacó su autobús mientras se dirigía escoltado por la policía a un estadio en la ciudad paquistaní de Lahore, dijeron fuentes oficiales.

Un responsable local, Sajjad Bhutta, dijo que seis personas habían muerto. Según responsables y testigos los fallecidos eran cinco policías y el conductor de un segundo autocar que viajaba detrás del autobús del equipo.

Los agresores dispararon AK 47 y proyectiles y arrojaron granadas contra el autobús del equipo de Sri Lanka mientras reducía la velocidad cerca del estadio Gadafi para 60.000 espectadores, según el jefe de la policía de Lahore, Habib-ur-Rehman.

Algunos testigos vieron a hombre armados con rifles y mochilas corriendo por las calles y disparando contra gente y vehículos alrededor del enorme estadio en el ataque matutino.

"Les vi desde la ventana de mi oficina disparando contra la policía primero. Cuando la policía se dispersó tras el tiroteo, empezaron a disparar contra el autobús del equipo ceilandés", dijo Mohammad Luqman a Reuters.

El gobernador de Punjab, Salman Taseer, dijo a los periodistas que los asaltantes habían sido perseguidos hasta un centro comercial y zona de compras cercanos. Había en marcha un enorme dispositivo de seguridad en toda la ciudad.

La policía estaba registrando edificios pero había perdido el rastro del paradero de los hombres. "No sabemos dónde están", dijo el jefe de policiá.

Se trata del primer gran ataque contra un equipo deportivo internacional desde que extremistas palestinos atacaron a atletas israelíes en los Juegos Olímpicos de 1972 en Múnich.

El ataque subraya la aparente incapacidad de Pakistán para acabar con los extremistas dispersos dentro y fuera del país y se produce en un momento en el que Estados Unidos está aumentando la presión sobre el Gobierno para que haga más para luchar contra los talibanes y Al Qaeda.

Hizo recordar el ataque contra la ciudad india de Mumbai del pasado noviembre, en el que murieron unas 170 personas y que llevó al equipo de cricket de India a cancelar su viaje previsto a Pakistán. El equipo de Sri Lanka aceptó la invitación para sustituir a los indios.