Público
Público

Atapuerca se alía con el yacimiento chino de Zhoukoudian en la Expo 2010

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El yacimiento español de Atapuerca y el chino de Zhoukoudian firmaron hoy su hermanamiento y un acuerdo de colaboración entre sus museos y centros de investigación, durante un acto celebrado en la Expo de Shanghái.

La firma del acuerdo fue presidida por los científicos responsables de ambos yacimientos y por la consejera de Cultura y Turismo de Castilla y León, María José Salgueiro, en un acto en el pabellón de España de la Exposición Universal de Shanghái 2010.

El documento se rubricó en el marco del congreso paleontológico titulado "Primeros asentamientos y evolución humana en Eurasia", que durante tres días reúne a una cuarentena de expertos europeos y chinos.

A partir de hoy, el recién estrenado Museo de la Evolución Humana de Burgos (España) y el Museo de Zhoukoudian (a 50 kilómetros de la capital china, donde se empezaron a descubrir restos del llamado "hombre de Pekín" desde 1921) están hermanados, lo que hará posible su colaboración científica y cultural.

Además se firmó un memorando de colaboración e investigación sobre evolución humana entre el museo burgalés y el Instituto de Vertebrados, Paleontología y Paleoantropología de la Academia China de las Ciencias.

Ambos acuerdos son "muy interesantes, porque se tienden lazos de colaboración entre dos de los yacimientos más importantes en Europa y en China y dos de los más importantes del mundo, ambos declarados Patrimonio de la Humanidad", destacó a Efe el director del museo español, Javier Vicente Domingo.

"Todo lo que sea establecer lazos de colaboración que nos permitan intercambiar personal científico en el futuro, intercambiar experiencias, intercambiar la manera de divulgar estas experiencias, nos interesa mucho", señaló.

Para Eudald Carbonell, uno de los vicepresidentes y director general de la Fundación Atapuerca, establecer este contacto entre ambas partes "significa la integración" de dos yacimientos que, consideró, "han sido paralelos en la historia".

"Está claro que hay una relación estrecha entre el gran descubrimiento que supuso, a principios del siglo XX, el (homo) 'sinathropus pekinensis' (en China, de hasta medio millón de años), y el descubrimiento en Atapuerca del 'homo antecessor' (1,2 millones de años) y del 'homo heidelbergensis' (medio millón)", afirmó.

Esto ayuda a reconsiderar que lo que hoy vemos como oriente y occidente no son más que "Eurasia", señaló, un continente común al que el ser humano se desplazó desde el oriente africano.

Para Carbonell, el hecho de que haya restos humanos tan antiguos en ambos extremos de Eurasia "demuestra que la población humana ya era global hace centenares de miles de años", una teoría que hoy ha atraído a Shanghái a decenas de expertos españoles, británicos, franceses, holandeses y chinos.

Aunque hasta ahora se ha investigado la paleontología desde occidente y oriente sin muchos contactos entre ambos, en esa colaboración hay una "gran oportunidad", dijo otro de los vicepresidentes de la Fundación Atapuerca, José María Bermúdez de Castro.

"Ahora mismo estamos trabajando en hipótesis sobre la colonización de Eurasia y la cantidad de cosas en común que tenemos entre nosotros y la diferencia que existe por ejemplo con el registro africano" de restos humanos prehistóricos, recordó.

El también vicepresidente de la Fundación Atapuerca, Juan Luis Arsuaga, señaló que igual que España quiere ser un socio económico o cultural de China, "también hay interés de la ciencia en los países más adelantados en colaborar aquí", donde hay tanto "potencial" investigador y tanto patrimonio por explorar.